IEVENN
Argentina

La noche que Celeste Carballo viajó al pasado (y regresó intacta)

Celeste Carballo presentó Chocolate Inglés Rock, el disco en el que «rescata» y reinventa los temas de su celebrado trabajo de 1993

«Esto no es rock chabón, es rock chabomba, de mina. Banquenselá». En un breve paso de stand up, y como si hiciera falta, Celeste Carballo volvió a definir, a los 62 años, sus raíces musicales. Fue frente a su público más fiel, en el Teatro ND, el lugar elegido para presentar su ahora «recuperado» disco de 1993, Chocolate inglés.

La historia es conocida: la cantante y compositora no posee los derechos fonomecánicos de ese trabajo -posiblemente, uno de los más celebrados de su carrera- y decidió festejar su 25 aniversario reeditándolo en clave de rock, con versiones en vivo y otras en estudio de 12 de sus 14 canciones, además de sumar dos temas que habían quedado afuera de la selección original. Y así, con su voz intacta y su espíritu rockero a cuestas, Carballo salió a demostrar que no necesariamente todo tiempo pasado fue mejor.

Veinte minutos después de lo previsto y con un auditorio prácticamente repleto, la cantante y su banda aparecieron en escena para interpretar un clásico con aires de punk, «Me vuelvo cada día más loca», y bajó pronto de tono con los pasajes folkies de «Querido Coronel Pringles».

Acompañada por su banda,Cosmonautas, Carballo se presentó en el teatro ND

Más tarde, Carballo jugueteó con los clichés del rock («Debajo del aguaribay»), aunque luego se desdijo y explicó que su vida está muy alejada de los excesos, que se levanta a las 7 de la mañana y que nunca se queda quieta. «Regalé sillas, sillones… Sólo me quedé con dos banquitos de baterista. Salgan del sillón, muévanse», recomendó en otro momento de la noche, como develando el secreto de su vitalidad escénica.

Luego, sí, llegó el momento de revisitar Chocolate inglés. «La otra orilla», «Cuatro brazos, cuatro piernas» y «Hablando a tu corazón» se sucedieron orgánicamente, con Carballo enfocada pero también pidiendo palmas y animando al público a cantar junto a ella. «Es bastante difícil tocar este disco. Trabajamos mucho para que suene bien en vivo, espero que eso se note», admitió con una sonrisa.

Carballo también se tomó un momento para arremeter contra los encasillamientos y esa tendencia a emparentar a las mujeres exclusivamente con el pop. «El rock es como el mundo gay: tiene un arcoiris de posibilidades», continuó con su diatriba. «Nunca luché por la igualdad, siempre por la diferencia. ¿Qué es eso de estar todos uniformados? Somos todos diferentes», finalizó antes de ganarse un aplauso cerrado por parte del público.

El setlist siguió adelante con «Están sonando campanas», «Marcando el compás» y una versión en clave beatle de «El chino» que no extrañó en lo más mínimo la participación de Andrés Calamaro.

Con potencia, rock y aires bluseros, la cantante revivió el espíritu de uno de sus trabajos más recordados, Chocolate Inglés Con potencia, rock y aires bluseros, la cantante revivió el espíritu de uno de sus trabajos más recordados, Chocolate Inglés

Flor Otero y Vale Acevedo fueron las invitadas de la noche, y la anfitriona se encargó de contar por qué decidió llamarlas para que participaran de su show. «La idea surgió cuando fuimos al programa de este chico Tinelli. Fue una buena idea, un síntoma de que cierto machismo arraigado en la tele podría ir aflojando, ¿no?», dijo en referencia al número de apertura de ShowMatch que la reunió con artistas femeninas de distintas épocas y estilos. «Se me ocurrió invitar a las nuevas generaciones para el teatro, porque con las otras ya canté y hay que abrir caminos», reflexionó. «Chocolate inglés», «Lo que queda del mundo» y «Una canción diferente», sonaron luego a tres voces.

Sobre el final del show, «Sabemos que vuelvo pronto» volvió a poner al público a cantar, y la despedida siguió con la prosa de Alfonsina Storni en «Queja», la ensoñación blusera de «Tu amor es lila» y finalizó con «Todo empieza», la canción que, paradójicamente, abre Chocolate inglés.

Enfocada, Carballo volvió a reconocerse rockera y celebró las diferencias Enfocada, Carballo volvió a reconocerse rockera y celebró las diferencias

Secundada por Cosmonautas (Pablo Rizzi en bajo, Gonzalo Lattes en guitarra, Pedro Colpachi en batería, Marcelo García en percusión y Leo «El Oso» De Rosa en saxofón), Carballo saludó a su público y se retiró del escenario mientras caía el telón. De nada sirvió el pedido de bises: el tan sentimental como sabio reencuentro de la artista con esas viejas nuevas canciones ya había finalizado. Al menos por esta noche.

ADEMÁS

¿Te gustó esta nota?

Envases vacíos de fitosanitarios: abrirán 100 centros de acopio

Medios

Copa Libertadores. Pocas polémicas: el VAR, el gran ausente de la noche en la Bombonera

Medios

Cuándo se juega la final de la Copa Libertadores entre River y el ganador de Flamengo-Gremio

Medios

Masiva protesta de productores agropecuarios en Alemania contra las restricciones ambientales

Medios

Masiva protesta de productores agropecuarios en Alemania contra las restricciones ambientales

Medios

Paul Dano, cerca de ser El Acertijo en la nueva Batman

Medios

Champions League: un festival argentino con dobletes de Agüero, Icardi y Dybala

Medios

Colegas, famosos y cantantes: a quién sigue Leonel Messi desde su Instagram

Medios

Carne porcina: crece la demanda de China y prevén que sea el principal comprador de la Argentina en 2020

Medios

Mercado de campos. Los inversores están a la espera de las elecciones y de las señales económicas

Medios

Boca-River, Copa Libertadores: horario, TV y formaciones de la semifinal a todo o nada

Medios

Patricia Bullrich relacionó los incidentes en el consulado con el kirchnerismo

Medios

Dejar Comentario