IEVENN
Economía

Prosperidad inclusiva

Cursos Online Habbility.com

Sesión de cotización en la Bolsa de Nueva York. AFP

Prosperidad inclusiva – La noticia en el mundo de las ideas económicas es el lanzamiento de la red Economics for Inclusive Prosperity (EfIP), promovida y dirigida por los profesores Dani Rodrik, Suresh Naidu y Gabriel Zucman. Su propósito es generar «ideas para políticas creativas» que busquen la «prosperidad inclusiva», un concepto que pretende sustituir al de crecimiento prestándole atención a la distribución del mismo y extendiéndolo más allá de la economía hasta incluir el bienestar personal, el clima y los derechos políticos.

Prosperidad inclusiva

Rodrik y Zucman son dos de los héroes modernos del progresismo y también son economistas que atienden al método empírico la mayor parte del tiempo. Pero su red se presenta con un manifiesto políticamente cargado (Economía después del neoliberalismo) que supone una declaración de principios por su rechazo al «fundamentalismo del mercado» que dicen que se ha adueñado de la ciencia económica.

Para Rodrik, nacido en Turquía en una familia judía sefardí de raíces españolas, el neoliberalismo «en términos generales, denota una preferencia por los mercados sobre el gobierno, los incentivos económicos sobre las normas sociales o culturales y el espíritu empresarial privado sobre la acción colectiva o comunitaria». Ese neoliberalismo contra el que escribe es el mismo que Pablo Iglesias usa como arma arrojadiza y al que se responsabiliza de la desigualdad e inseguridad económica que muchas personas experimentan hoy.

El manifiesto rechaza este neoliberalismo que «parece ser otro nombre para la economía». Lo considera un marco mental fallido por las desigualdades creadas y sus autores se declaran «horrorizados por el giro iliberal, nativista en nuestra política, alimentado en parte por estos abismos». Por eso, su deseo es promover una alternativa: «un conjunto de políticas que sean efectivas e inclusivas, respondiendo a reclamos legítimos sin sembrar divisiones sociales más profundas».

El documento (recomiendo la versión completa y no el resumen online, que es ligeramente distinto) es denso y rico. Es un esfuerzo intelectual loable y, sobre todo, extremadamente escaso en estos tiempos. Merecería un análisis más extenso, pero me limito a señalar cuatro sencillas cuestiones.

Primero, como diría Einstein, la perspectiva del observador es fundamental. El manifiesto se escribe pensando en EEUU. No es lo mismo hablar del fundamentalismo del mercado donde hay mucho mercado que donde impera el fundamentalismo del Estado. Los fallos del mercado son muy convincentes cuando no tienes que apagar los incendios que causan los fallos del Estado y cuando el daño no lo ocasiona la desregulación sino la pésima o excesiva regulación.

Segundo, la hostilidad hacia la economía y los economistas no obedece sólo a su identificación con el neoliberalismo. Se debe -y los autores algo intuyen cuando hablan de su maquinaria teórica y del pensamiento abstracto- a que la economía nos habla de realidades que suponen sacrificios. Llamar «equilibrio» a una situación en la que hay ganadores y perdedores no deja de ser un refinado contrasentido para algo que evoca la balanza de la justicia.

Tercero, el documento incluye 10 artículos con recetas para la «prosperidad inclusiva». Rodrik recupera el argumento proteccionista de la década de 1990 sobre «el dumping social» que suponía la falta de derechos sociales en el Tercer Mundo. Lo replantea bajo el nombre de «salvaguardas sociales», es decir, restricciones al comercio internacional destinadas a preservar el contrato social doméstico. Y es aquí donde se explicita uno de los «compromisos» de los promotores: «la voluntad de subordinar la eficiencia de los libros de texto económicos a otros valores tales como la regla democrática o la relación igualitaria entre ciudadanos». Una vez que se da este paso, ¿qué nos librara de subordinar la eficiencia a otros valores menos admirables?

La última observación tiene que ver con el concepto de «prosperidad inclusiva». Como ocurre con el crecimiento inclusivo, lo que importa es tener prosperidad. El resto es música.

Cursos Online Habbility.com

Acciones de Tesla superan los 500 dólares por primera vez

Medios

Precios 2020 en España: viajar con Renfe se encarece, el gas baja y la luz mantiene su coste

Paola Bandera

Juguetes de Navidad 2019/2020

Paola Bandera

China crea un gigante de transporte de gas y petróleo

Medios

La producción industrial alemana disminuye drásticamente en octubre

Medios

Anuncio de Uber Eats por Kim Kardashian

Medios

Petroleras venden participaciones en bloques mientras México mantiene detenidas las subastas

Medios

Brasil registra un crecimiento trimestral de 0,6%

Medios

27 multinacionales españolas pagan por el Impuesto de Sociedades un 0,3 % de su beneficio en todo el mundo

Medios

Uber Londres no podrá renovar su licencia

Mariángel Paola Álvarez

Moody’s proyecta caída de consumo y más desempleo para 2020

Medios

OCDE rebaja crecimiento de España dos décimas en 2019 y tres en 2020

Medios

Dejar Comentario