IEVENN
Las Estaciones y los Días: Soy Migrante
Actualidad

Las Estaciones y los Días: Soy Migrante

Las Estaciones y los Días: Soy Migrante – Pero el amor se cruzó y tuve que elegir, elegimos. Y con cada elección viene una renuncia y una suma.

Las Estaciones y los Días: Soy Migrante

Soy un migrante, quizá de poco calado, porque el peso de las querencias y los deseos fue mayor que la necesidad en el momento de tomar la decisión, pero migrante al fin y al cabo. Una persona que deja atrás su lugar de origen para encontrar, en principio, un futuro mejor. Desde luego, estoy en un territorio muy cómodo, alejado de las epopeyas sangrantes de aquellos migrantes obligados que huyen de la desesperación, la guerra, la muerte, el dolor, la pobreza o la enfermedad, cuya historia desgarradora poco tiene que ver con la mía. Pero aquí estoy a mil kilómetros de la tierra que me vio nacer, donde crecí y me formé personal y profesionalmente, una tierra borrascosa y convulsa, una tierra umbría, de carácter recio y amistad insobornable, de mirada profunda y tupido tejido colectivo. Pero el amor se cruzó y tuve que elegir, elegimos. Y con cada elección viene una renuncia y una suma. Aposté, apostamos, por las querencias y el futuro y dejé atrás otras querencias y mi pasado.

Once años desde aquella decisión. Hasta ahora tenía claro cuál era mi hogar, mi patria chica, mis referentes, pero con el paso del tiempo se van desdibujando y ya no tengo claro si voy o vuelvo. Sé que esto nos pasa a todas las personas que dejamos atrás una vida para iniciar otra, que la perspectiva evoluciona, cambia, muta con el paso del tiempo y que los asideros que nos unían emocionalmente al primer hogar son en cada ocasión más frágiles. Pese a ser perfectamente consciente de este cambio me cuesta asumirlo desde el punto de vista sentimental. Cada vez me siento más extraño en mi tierra, mi tierra. Y estas últimas navidades, cuando he ido, o vuelto, pesaba en mí más la necesidad del regreso, o de ida, que la de quedarme allí.

Son mil kilómetros, un mapa doblado en dos por la mitad. Una ciudad fabril por una ciudad de sol. Un horizonte tan diferente, unas relaciones humanas tan distintas, que mi realidad actual casi me parece una distopía por momentos. No sé si lograré nunca a acostumbrarme a esa sensación hedonista que regala el sur, pero sí que me dejo llevar por ella con cierta delectación. Tampoco sé si lograré anclar mi esencia vital a esta tierra repleta de luz y solaz, pero escribo algún poema sobre ello. No creo que mi acento, brusco tantas veces, logre poblarse de zetas, pero estas me acompañan en mis sueños. Desconozco por completo cuáles son las claves de las relaciones humanas en este sur de apariencia superficial, pero admito haber encontrado miradas francas y abrazos profundos. Quizá podría continuar. Pero no.

El caso es que con el paso del tiempo mi Barakaldo se va transformando en Marbella y las dos ciudades y las dos vidas se superponen la una con la otra, dibujando una ciudad nueva y diferente, que aboceta un territorio ignoto y a la vez conocido, donde me desdibujo y en el que me reconozco a partes iguales. Estamos hechos de esas emociones, única patria que nos capacita como personas, como seres humanos.

No me arrepiento de las decisiones tomadas. Se apostó por algo en un momento muy determinado y por razones muy determinadas. No se puede trasladar una decisión de hace más de una década a la actualidad, sería jugar a la vida con un as en la manga. Sólo me queda la espina de saber cómo hubiera sido todo allí, por un instante, verlo, pero eso también sería hacer trampa.

¡FELIZ 2018 desde Barakaldo y desde Marbella!!

Elevan a 25 los fallecidos en el derrumbe de un edificio en Camboya

Medios

El hielo marino de la Antártida baja al mínimo histórico en 40 años

Medios

La democracia turca sigue viva

Medios

Los hermanos equilibristas Wallenda cruzan Times Square por un cable a 25 pisos de altura

Medios

Un terremoto de 5,5 grados sacude Tokio sin causar alerta de tsunami

Medios

Miles marchan en Brasil por los derechos de la comunidad LGBT

Medios

Marchan en Brasil por los derechos de la comunidad LGBT

Medios

Los vecinos de una localidad alemana compran toda la cerveza para boicotear un festival neonazi

Medios

Mauritania: oficialismo vence en las presidenciales

Medios

António Guterres condena el asesinato de altos funcionarios del Gobierno en Etiopía

Medios

El Secretario General insta a los jóvenes a seguir liderando la respuesta a la emergencia climática

Medios

Praga vive su mayor protesta ciudadana desde 1989

Medios

4 comentarios

Toñi 02/01/2018 at 4:44 pm

Feliz 2018 para el Norte y para el Sur

Respuesta
Carmen Cerván 02/01/2018 at 5:57 pm

Que bonita reflexión.

Respuesta
Pablo Garcia Bezos 02/01/2018 at 8:17 pm

Un abrazo..tambien desde la distancia y desde el mismo sentimiento..

Respuesta
Iris 02/01/2018 at 11:56 pm

Que hermosa descripción de migrante!! Cuando se apuesta sin dinero pero se está apostando tú yo entero es cuando se gana de verdad ! Gracias por compartir !

Respuesta

Dejar Comentario