Las listas del 2-D enfadan al 'sanchismo' andaluz con Ferraz

La dirección del PSOE, con Pedro Sánchez en el centro, en el Comité Federal. JAVI MARTÍNEZ

La confección de las listas para las elecciones autonómicas del próximo 2 de diciembre no ha dejado nada satisfechos a los partidarios de Pedro Sánchez en Andalucía. Pero no tanto porque la dirección del PSOE andaluz que controla férreamente SusanaDíaz les haya dejado fuera como por el hecho de que la dirección federal, Ferraz, no haya peleado ni una mínima integración de los dos sectores en los que está dividido el socialismo en Andalucía.

El enfado de los sanchistas andaluces con los suyos se remonta a semanas atrás, pero no se había hecho público. Hasta este sábado.

La ocasión propicia fue la celebración del Comité Federal que el PSOE celebró en la localidad madrileña de Fuenlabrada, en el que dos representantes del sanchismo andaluz manifestaron en voz alta y el seno del máximo órgano entre congresos del partido, que se reunía a puerta cerrada.

Fueron el secretario general del PSOE de Dos Hermanas, Francisco Rodríguez, y la aspirante a liderar el partido en Córdoba Teba Roldán los que, según Europa Press, tomaron la palabra para dejar patente el malestar que existe entre los partidarios de Sánchez en la comunidad ante lo que consideran un abandono por parte de la ejecutiva federal.

Abandono porque, según fuentes de esta corriente en Andalucía, la dirección que encabeza Pedro Sánchez no movió ni un solo dedo para impedir que Díaz y los suyos hicieran unas listas a su medida en las que cerraban la puerta a cualquier crítico.

Tanto es así que en las candidaturas del PSOE andaluz para las próximas autonómicas no hay ni un solo sanchista pese a que en las primarias del partido en las que venció el hoy secretario general un tercio de los militantes andaluces se alineó con el sanchismo.

Para responderles ayer tomó la palabra el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, quien replicó que las listas han sido aprobadas por unanimidad por los comités provinciales, que controla el aparato oficial.

Aunque no había trascendido ninguna queja públicamente, el malestar entre los fieles a Sánchez en Andalucía es palpable y creciente desde que se dieron a conocer las listas a la cita electoral del 2 de diciembre.

El culpable, Ábalos

Hasta el punto de que destacados sanchistas responsabilizan directamente de lo sucedido al secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, precisamente porque esa duplicidad de cargos le impide una dedicación exclusiva a las tareas orgánicas del partido.

El ministerio, señalaron estas fuentes, absorbe tanto a Ábalos que le ha impedido pelear con Díaz y su equipo una integración efectiva en las candidaturas para las autonómicas.

Hasta el último momento, entre los partidarios del líder nacional se esperaba un golpe en la mesa que cambiase, aunque fuera mínimamente, la situación. Pero eso no ha sucedido y ha encendido aún más la indignación contra Ferraz.

En el fondo, subyace la sensación de que los críticos con Susana Díaz no han logrado hacer valer ese 33% de respaldo que obtuvieron en las primarias del partido.

La secretaria general y presidenta de la Junta de Andalucía sigue controlando todos y cada uno de los resortes de poder en el partido y en las instituciones sin dejar un solo hueco a los sanchistas y evitando así que ganen peso.

También puede interesar

Dejar un comentario