IEVENN
España

Las multas por botellón crecen un 73%

AYUNTAMIENTO

Según datos oficiales

Los distritos más afectados por el consumo de alcohol en la vía pública son Centro, Chamberí, Tetuán, Moncloa y Retiro

Varios jóvenes en medio de un botellón en una calle de Madrid. JAVIER BARBANCHO

Son las 11.00 horas en el centro de Madrid y en la Plaza de Tirso de Molina el calor es intenso. Varios jóvenes conversan sentados en uno de los bancos de hormigón que hay en la plaza. Todos tienen una cerveza en la mano. A menos de cinco metros de ellos, otra pareja también bebe de una botella.

La ingesta de alcohol en este espacio es algo habitual. Así lo indican los vecinos de la zona. Nuria es una de ellas. La mujer, de 35 años, pasea todos los días por ahí y cuenta que la gente bebe alcohol en la plaza por las mañanas, tardes y noches. «Esto es todos los días y a todas horas», dice mientras señala unas latas de cerveza que están tiradas en medio de las jardineras.

Pero Tirso de Molina no es el único sitio público del centro de la capital en donde se ingiere alcohol. Policías municipales, que realizan los controles contra el botellón, señalan que han identificado al menos seis puntos públicos más del barrio en donde la gente se embriaga con frecuencia en la calle. Por eso, los operativos para controlar este fenómeno se realizan todas las semanas.

De hecho, en 2018, las multas por ingerir alcohol en la vía pública tuvieron un repunte en todo Madrid. Los datos del Ayuntamiento señalan que ese año se sancionó a 24.327 personas por esta causa. Esta cifra es la más alta en los últimos tres años. Incluso, el incremento en relación con el 2017 fue de un 73,16%, pues ese año hubo 14.049 sancionados.

Los distritos más afectados por esta problemática fueron Centro, Tetuán, Chamberí y Moncloa (ver gráfico). La sanción económica por esta falta oscila entre 100 y 600 euros, pero puede tener una reducción del 50% si se paga durante los primeros 10 días de la fecha en la que se le notificó.

Esta última alternativa fue por la que optó María José, una estudiante de 26 años que fue sancionada en febrero pasado. Ella, junto a otra amiga, bebían unas latas de cerveza en la Plaza Dos de Mayo, en Malasaña. Eran alrededor de las 22.00 horas cuando terminaron y empezaron a caminar con dirección a la estación del Metro.

En ese momento, dos hombres vestidos con vaqueros y camisas a cuadros las interceptaron y les dijeron que eran policías. Les mostraron sus identificaciones y les pidieron sus DNI. En menos de dos minutos les entregaron una citación con la sanción. «La multa les llegará a su domicilio», les dijo uno de los agentes antes de marcharse.

María José recuerda que esa noche ella y su compañera no fueron las únicas identificadas por los agentes. Diez chicos más que estaban en la entrada del Metro de Tribunal también fueron multados. «Creo que iban a una despedida de soltero porque estaban disfrazados y tenían varias botellas de ron en una bolsa», señala.

Las técnicas que usan los agentes para atrapar a los infractores son variadas. Los policías de paisano es una de éstas. Los agentes llegan a los botellones y observan a los infractores. En ocasiones, toman fotos o vídeos antes de acercarse. Así tienen pruebas para comprobar los hechos.

Pero el proceso para multar no siempre es fácil. Los agentes dicen que las personas muchas veces no les quieren entregar los DNI o simplemente no lo tienen. En esos casos, lo que hacen es pedirles que les acompañen a una comisaría y allí comprueban todos los datos de la persona. Así garantizan que las multas se emitan de forma eficaz.

Este periódico se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento, pero no se ha pronunciado sobre el incremento de las multas, ni tampoco sobre la recaudación que se ha generado de estas sanciones.

Lo que sí se conoce es que sigue en marcha un plan de adicciones para la ciudad de Madrid. La iniciativa, que fija objetivos hasta 2021, busca evitar que los jóvenes consuman alcohol a edades tempranas. A través de charlas y talleres preventivas se intenta frenar esta problemática.

Mientras esto ocurre, en los barrios los vecinos piden más control durante las noches y fines de semana. Otra zona en donde se ingiere habitualmente alcohol en plazas, calles y parques es en el barrio de Lavapiés.

Soraya vive cerca de la Plaza de Agustín Lara y también se queja de que en los alrededores todos los días hay personas que beben en la vía pública. «En las noches la gente bebe en cada esquina. Solo se dispersan cuando llega la Policía, pero una vez que las patrullas se van, regresan y siguen con el alcohol», comenta.

¿Qué es la ley de Seguridad Nacional que piden aplicar en Cataluña y qué la diferencia del Estado de Excepción?

Medios

¿Qué es la ley de Seguridad Nacional que piden aplicar en Cataluña y qué la diferencia del Estado de Excepción?

Medios

Abascal pide aplicar el estado de excepción en Cataluña

Medios

Marchena se pronuncia sobre la sentencia del procès: «Es muy especial»

Medios

Elecciones generales 2019: Excusas para librarse de ser miembro de la mesa electoral el 10 de noviembre

Medios

Elecciones generales 2019: Excusas para librarse de ser miembro de la mesa electoral el 10 de noviembre

Medios

Elecciones generales 2019: Cómo se eligen los miembros de la mesas electorales para el 10 de noviembre

Medios

Sánchez convoca a Casado, Iglesias y Rivera para abordar la crisis catalana

Medios

Casado insta a Sánchez a activar la Ley de Seguridad Nacional y Rivera le exige «proteger a los ciudadanos»

Medios

Ryanair despedirá a 432 trabajadores en España

Medios

El Gobierno habla de «violencia coordinada y generalizada» en las protestas en Cataluña

Medios

Las marchas de pensionistas llegan a Madrid desde Cádiz y Bilbao para pedir pensiones dignas

Medios

Dejar Comentario