IEVENN
Futbol

Libre Directo | El miedo y el dinero adulteran la final de la Europa League

LIBRE DIRECTO

Opinión

Mkhitaryan, durante un entrenamiento con el Arsenal. OLLY GREENWOOD AFP

Cuando un deportista decide no disputar una competición por miedo, sea el suyo, el de su familia o el de su club, hay que preguntarse por la decisión que adjudica la sede para su celebración. Esa responsabilidad corresponde, en este caso, a la UEFA, que escogió Bakú, capital de Azerbaiyán, para la final de la Europa League, donde no estará una de las piezas clave de uno de los contendientes, el armenio Henrikh Mkhitaryan, jugador del Arsenal, por el riesgo que implica su origen armenio. El país del delantero y el que acoge la final mantienen lo que en la jerga de las relaciones internacionales se llama un «conflicto congelado» por el control de Nargono Karabaj desde la desmembración soviética.

La UEFA puede argumentar que la seguridad de Mkhitaryan está garantizada por las autoridades azerbaiyanas, pero ello no ha sido suficiente para tranquilizar al futbolista y a su familia, que ha tomado la decisión personal de no acudir al que, por ahora, sería uno de los partidos más importantes de su carrera. Tanto el Arsenal como su entrenador, el español Unai Emery, han lamentado pero respetado su decisión. Mkhitaryan ya había rehusado acudir a partidos en Qarabag y en Galaba, el último durante su paso por el Borussia Dortmund. Los armenios, mayoría en el enclave de Nagorno Karabaj, se siente en peligro en el resto del territorio azerbayano.

La realidad, sin embargo, es que la final estará adulterada por una cuestión política, algo que es posible evitar si se extreman las condiciones de concesión de las competiciones. Actualmente, ese propósito es casi una quimera, porque el mapamundi de los derechos y la paz, y el de los capitales emergentes no son coincidentes.

Para las organizaciones deportivas internacionales es un problema que les lleva, en muchos casos, a masticar sus propios estatutos, más allá de un caso de una casuística muy particular. Unos Juegos Olímpicos en China, un Mundial de fútbol en Qatar, escenario de otras muchas competiciones internacionales, y una Supercopa de Italia en Arabia Saudí, donde las mujeres acuden a los estadios separadas de los hombres, son únicamente algunos ejemplos. Es posible que veamos pronto en tierras saudíes la de España, porque el dinero derrota a los discursos.

Azerbaiyán ha sido señalado por Amnistía Internacional y otras ONGs debido a la vulneración de derechos humanos. En las elecciones que fue reelegido Ilham Aliyev fueron denunciadas, asimismo, irregularidades, además de sobornos. En paralelo, el país ha invertido mucho en acoger grandes acontecimientos, no sólo deportivos, con los que buscar visibilidad y legitimidad en el escenario internacional. La Europa League es el último de ellos. Empieza manchada.

España empata ante China y espera a Estados Unidos en los primeros octavos de final de su historia

Medios

A tomar nota desde ya, Dimayor: así son las fechas de Conmebol en 2020

Medios

El adiós de Totti a la Roma entre durísimas críticas: «Hubiera preferido morir»

Medios

Otra más, 'Pipa': la despedida de Higuaín que generó burlas en redes

Medios

Un grande de España empieza a ganar la puja por fichar a Joao Félix

Medios

Acuerdo Atlético-Benfica por Joao Félix: 120 millones por el 100% del jugador

Medios

Real Madrid se sigue armando: este martes presenta a brasileño Rodrygo

Medios

Se mueve Barcelona: niegan a Griezmann, miran a Neymar, Vidal se iría

Medios

Los niños del Málaga alevín paran un partido para frenar una discusión de sus padres

Medios

¿Dónde estás parada, Selección Argentina? El quiebre y el laberinto de difícil salida

Medios

Así va el mercado de pases en Europa: galácticos, sorpresas y más

Medios

Futbolista y médico, misión imposible: «Cuando me presente al MIR tendré que dejar el Atlético»

Medios

Dejar Comentario