Los cabecillas de 'Gürtel', contra el 'juez durmiente'

El juez del ‘caso Gürtel’ que se queda dormido en los juicios EL MUNDO

Los principales condenados del caso Gürtel solicitan la nulidad de la sentencia argumentando que el magistrado Julio De Diego, uno de los miembros del tribunal, se durmió durante la mayoría de sesiones. Para documentar su queja han aportado durante los últimos días al Consejo General del Poder Judicial un vídeo y numerosas fotografías en las que se aprecia claramente al juez dando cabezadas durante las declaraciones de algunos de los condenados y permaneciendo durante las mismas con los ojos cerrados y ajeno a lo que estaba sucediendo en la sala.

EL MUNDO ha tenido acceso al escrito presentado por el ex alcalde de Majadahonda y ex secretario de Organización del PP madrileño, Guillermo Ortega, condenado a 38 años de prisión, mediante el que denuncia que «el impropio comportamiento» de De Diego «se extendió a la práctica totalidad de las sesiones del juicio y habitualmente en los días que había sesión de tarde». A esta reclamación se han sumado o van a hacerlo próximamente otros destacados condenados por el fallo, como Pablo Crespo, mano derecha de Francisco Correa, o el ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

«La auténtica motivación de mi queja es la enorme sorpresa que me produjo el saber que un magistrado que tuvo esa actitud, en constante estado de sopor a lo largo de todo el juicio, se hubiera convertido, de un modo sorpresivo e inusual, en el ponente de la sentencia después de lograr que el presidente de la Sala, D. Ángel Hurtado, abandonara la ponencia sobre la sentencia», arguye Ortega en su escrito, que utiliza los mismos razonamientos que los otros condenados. Con la aportación del vídeo y la fotografías algunos de los responsables de la denominada trama Gürtel amplían una queja formulada anteriormente a la que el magistrado De Diego respondió aludiendo a una «campaña de desprestigio contra los miembros del tribunal» al tiempo que negó haberse dormido.

«Lo único que pretendo», arguye el escrito de Ortega, secundado por otros condenados, «es denunciar una actitud impropia de un magistrado de la Audiencia Nacional en el marco de un juicio en el que las penas solicitadas por las distintas acusaciones superaban los 1.000 años de privación de libertad». La somnolencia de De Diego, al que tildan de «magistrado durmiente», «ha provocado», a juicio de los condenados, «un proceso sin todas las garantías» debido a su «desconexión del juicio y de su nula atención a las sesiones».

Asimismo las cabecillas de Gürtel subrayan ante el órgano de gobierno de los jueces que no sólo quieren dejar constancia de su «indignación como víctimas de un despropósito» sino también el «sentimiento de responsabilidad para intentar evitar que esto le vuelva a pasar a alguien». Por todo ello destacan el contenido del vídeo que aportan porque «una imagen vale más que mil palabras, y en este caso, más».

Junto a la entrega de las imágenes, los condenados en Gürtel solicitan al Consejo General del Poder Judicial que escuche el testimonio de «testigos independientes y veraces que puedan explicar con toda claridad lo que vieron en diversas sesiones del juicio». Para ello proponen incluso la comparecencia de los periodistas acreditados durante los 13 meses de sesiones. Pero también que sea analizado el contenido íntegro «de los vídeos grabados por la cámara frontal que enfoca al tribunal» y que se tome declaración al presidente de la Sala, Ángel Hurtado, «que tuvo que despertar y llamar la atención a De Diego en diversas ocasiones».

Noticias España - Fuente Original

También puede interesar

Dejar un comentario