Los peinados de la Reina Letizia en 2018: mejores y peores momentos

Dos momentos muy ‘peinados’ de la Reina Letizia: el primero, con las puntas más marcadas, le da un aire estricto. En cambio, el segundo, inspirado en las tendencias de pasarela, aporta un toque de clase. Fotos: GETTY IMAGES.

Todo un año de peinados da para mucho. Que nos lo digan a nosotras y que se lo cuenten a la Reina Letizia. Todos tenemos nuestros grandes días, esos momentos de pelazo imperial que convierten cualquier ‘outfit’ de moda en un complemento secundario ante tamaña magnificencia capilar. Y luego están los horripilantes y odiados ‘bad hair days’ donde una coleta rápida o un moño se convierten en la mejor manera de que el pelo pase desapercibido.

Está claro que si eres una reina siempre tienes que llevar la melena bien peinada, pero incluso en esos caso, hay días de acierto total y momentos desastre que sería mejor que cayeran en el olvido, o en el destierro, aún mejor.

Aunque podríamos definir el año capilar de la Reina Letizia como bastante monótono y uniforme, donde ha prevalecido casi siempre su melena peinada con puntas más o menos movidas (que, todo hay que decirlo, hay días que le queda mejor y otras peor, como a toda hija de vecina), algún momentazo sí que nos ha brindado, aunque quizás ninguno haya estado a la altura de aquel que llevó a finales de 2016, esa melena peinada hacia atrás con efecto ‘wet’. Este 2018, curiosamente, han sido algunos recogidos los que han merecido más alabanzas.

Pelazos que sí

¿Qué momentos capilares nos han gustado más? En términos generales, los que a pesar de estar muy cuidados o trabajados dejan algún detalle casual, como algún mechón suelto, a lo Meghan Markle, que favorece a su cara angulosa. También algún ‘look’ inspirado en las pasarelas y una melena veraniega, algo menos peinada de lo habitual, que además de favorecerle, le aporta cercanía.

  • Para una tarde en familia en Mallorca, su melena quedó más relajada de lo habitual, con ondas más abiertas y naturales en las puntas.
  • En uno de los eventos de mañana al que acudió durante las celebraciones de los premios Princesa de Asturias 2018 se dejó ver con un moño bajo, raya al medio, muy relajado, que dejaba algún mechón suelto.
  • Otra vez la raya al medio que le favorece en una entrega de premios en noviembre. Esta vez se acompañaba de una coleta a la altura de la nuca, peinada con ondas y volumen.
  • Para la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias la pasarela fue su inspiración. Firmas como Balmain -especialmente en el desfile de la colección primavera/verano 2017- recurren a esta melena muy marcada con una raya lateral, muy lisa, y con algo de producto de ‘styling’ para que quede un efecto ‘wet’.

Peinados que será mejor que no repita…

Así como hay veces que la Reina se apunta a las tendencias y triunfa, acabamos de ver el ejemplo de los Princesa de Asturias, otras se estrella. El semirrecogido alto, además de no favorecerle como peinado en sí, estiraba demasiado sus facciones. O como ya hemos mencionado, esas melenas con las puntas movidas donde se notan aún demasiado los restos de la plancha de ‘styling’ sobre ellas…

  • Demasiada información, y no buena, aportaba el semirrecogido que llevó en junio en los premios de la Fundación Princesa de Girona. Muy tirante, demasiados bucles en cascada…
  • Aunque es como suele llevar habitualmente la melena, en julio, durante su visita a República Dominicana, las ondas aún se veían muy marcadas por la plancha utilizada. Quizás era una manera de asegurar el peinado contra la humedad, pero…
  • Es cierto que esta melena que llevó para almorzar con el presidente de Alemania en su visita a Madrid no es que sea un error ni un horror. Pero es tan perfecta que queda quizás un poco antigua.
  • Los rizos leoninos no son su punto fuerte. No al menos como los marcó en los premios Francisco Cercedo en octubre.

También puede interesar

Dejar un comentario