IEVENN
Economía

Los taxis se oponen a las 25 licencias de verano para las VTC en Mallorca

Turistas a su llegada al aeropuerto de Son Sant Joan con algunos taxista detras de ellos. C. FORTEZA

Las 25 licencias para VTC que el Govern planea incorporar para la temporada alta en Mallorca este mismo año se van a topar con la oposición frontal del sector del taxi. La Dirección General de Movilidad y Transportes alega que los picos de demanda veraniega justifican la medida; los taxistas contestan que ese incremento puede ser perfectamente cubierto por ellos mismos con una mejor coordinación o la ampliación del cupo máximo de horas de servicio.

Esta semana finaliza el periodo de alegaciones al proyecto de decreto que la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad sacó a exposición pública, un texto que debe regular las autorizaciones temporales para alquiler de vehículos con conductor y de carácter temporal en Mallorca.

El sector del taxi entiende que esa oferta está sobredimensionada y que no se ajusta a los incrementos de la demanda en verano. El nicho de las VTC, insisten, está ya cubierto con las 214 licencias que operan desde hace años y que constituyen un modelo de negocio muy particular que no ha entrado nunca en conflicto con su sector. Una situación que cambiaría con otras 25 licencias más aunque sean solo de temporada.

La iniciativa del Govern, arguye éste, es una demanda de las VTC y del propio sector turístico. El objetivo es «dar solución a la demanda que se genera durante la temporada turística, en la que el número de titulares de vehículos de transporte con conductor es insuficiente». Esa carencia, se añade, genera además una mayor proliferación de la oferta ilegal.

El decreto establece 25 autorizaciones para operar durante seis meses este mismo 2019, del 1 de mayo al 31 de octubre. El número de licencias deberá ir consensuándose cada año en función de las necesidades que vaya planteando cada temporada.

Estas licencias, argumenta Movilidad, no solo acabarán con el problema de las puntas de demanda no cubiertas, sino que además generarán un impacto económico positivo sobre la economía: en primer lugar, para empresas vendedoras y arrendadoras de vehículos y empresas de transporte discrecional de viajeros, pero particularmente para el sector turístico, especialmente para «agencias de viajes y mediadores turísticos habilitados para la intermediación en la contratación de transporte»; al cobrar por esta gestión, «el aumento de la oferta implicará también un aumento en la actividad de intermediación».

La exposición de motivos no ha convencido al sector del taxi, que se divide entre los que ven excesivo el periodo de seis meses y los que se oponen a cualquier nueva licencia para las VTC en la isla. La mayor parte de las asociaciones ya han alegado contra el proyecto de decreto o han anunciado su intención de hacerlo antes del viernes.

Para Toni Bauzá, presidente de la Agrupación de Taxis asociada a la Federación Balear de Transportes (FEBT), «no tiene ningún sentido» otorgar 25 licencias estacionales para dar respuesta a una demanda que el propio sector del taxi podría cubrir si se les dejara operar 24 horas. «Si nos quitaran el reloj y el límite de 16 horas podríamos ocuparnos nosotros». Bauzá se queja de que los taxistas que sobrepasan ese límite de tiempo son penalizados con una restricción de sus viajes a varios puntos neurálgicos como el aeropuerto, el puerto y la Playa de Palma. Su intención es alegar contra el proyecto.

Ya lo ha hecho Gabriel Moragues, presidente de la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi, que no obstante solo se opone a una implantación del servicio durante seis meses, periodo que considera «excesivo»; a su juicio cuatro meses serían suficientes y así lo hacen constar en su escrito. Por otra parte, comparte con Bauzá la apreciación de que de llegar a implantarse las VTC éstas deben cumplir con dos requisitos básicos: un modelo de contratación del servicio con un mínimo de una hora de antelación y una doble licencia, autonómica y municipal.

Antoni Cladera, presidente de Trabajadores Autónomos del Taxi (Amtat-Pimem), se queja de que «hace años que hemos sobrepasado el ratio de número de VTCpor taxi» y que por lo tanto otras 25 licencias de temporada «no son necesarias».

Critica además que desde Movilidad y Transportes no se ha presentado ningún tipo de estudio que avale la medida. A su entender, «no hay tanta demanda durante esos seis meses; sí que hay picos puntuales en días de julio y agosto que podríamos cubrir los propios taxistas con una mejor coordinación de la flota».

Netflix pierde en bolsa 17.000 millones de dólares

IEVENN

El espacio: una industria de 400.000 millones

Medios

De Bretton Woods a Mar-a-Lago: el sistema multilateral cumple 75 años en medio de una crisis existencial

Medios

Los primeros encendidos de las nuevas frecuencias de TDT arrancan el 24 de julio en Baleares y Cáceres

Medios

La patronal Foment denuncia a la Asamblea Nacional Catalana y pide al juez el cierre del registro de empresas independentistas

Medios

Facebook y Amazon, tan grandes que dan miedo

Medios

Amazon creará 600 nuevos empleos fijos en España en 2019

Medios

Calviño se reúne con Facebook en plena disputa por la tasa Google

Medios

EEUU acepta la 'tasa Google' sólo si se extiende más allá de sus gigantes tecnológicos

Medios

El BCE estudia modificar el objetivo de inflación que guía su política monetaria

Medios

El déficit de la Seguridad Social superará los 16.000 millones a pesar de la mejora de las cotizaciones

Medios

Francia buscará «por consenso» un europeo para suceder a Lagarde

Medios

Dejar Comentario