IEVENN
Alemania

Los Verdes: listos demasiado pronto

Cursos Online Habbility.com

Frente al salón de eventos de Bielefeld, un cartel resume la actual situación de Los Verdes en Alemania: «Casi llegamos. Pero aún nos falta mucho”. Así mismo se siente el partido, que durante tres días discutió sobre su futuro, con la pasión y meticulosidad de siempre, pero sin esa sensación amarga que inundaba todo en otros tiempos. Porque ahora Los Verdes están listos para dar el salto definitivo al poder.

Ya están casi a punto de lograrlo. Se podría decir que están a medio camino. El partido se muestra bastante estable en las encuestas a nivel nacional, donde obtiene el 20 por ciento de las preferencias, y a veces incluso más. En la zona occidental del país son hace tiempo el partido mayoritario en varias ciudades. Hace poco ganaron la alcaldía de Hannover, donde el SPD había gobernado ininterrumpidamente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. El dúo de líderes conformado por Robert Habeck y Annalena Baerbock, al mando del partido desde enero de 2018, fue confirmado al frente del partido con una abrumadora mayoría, de más del 90 por ciento. Baerbock incluso llegó al 97,1 por ciento. Ambos le han dado a Los Verdes un nuevo impulso. Y Los Verdes lo tienen claro: saben que quizás tras las próximas elecciones, cogobernarán Alemania, y eso no les provoca ningún complejo.

«Comienza una nueva era»

En Bielefeld la discusión no giró solo en torno a la protección del medio ambiente, sino también se adoptaron decisiones sobre la vivienda y, sobre todo, acerca de políticas económicas. Aquí quedó claro que el antiguo partido antipartidos está claramente con la economía de mercado, siempre y cuando ésta respete ciertos límites ecológicos y sociales. También se formularon propuestas para endeudarse, para invertir en infraestructura y educación. A solo dos años de las próximas elecciones, esto es un claro mensaje para los posibles aliados, los conservadores. «La era de Merkel llega a su fin, una nueva comienza”, dijo Robert Habeck a los delegados. Nosotros estamos aquí, nos hemos preparado, queremos asumir la responsabilidad, significa eso, en pocas palabras.

Casi llegamos, pero aún nos falta mucho. En prácticamente todos los discursos y en cada discusión quedó patente que Los Verdes saben con qué rapidez puede volver a desaparecer la euforia. Ya una vez cogobernaron Alemania, entre 1998 y 2005 y tuvieron que enfrentarse a duras realidades, como hacerse parte de la participación de la Bundeswehr en la guerra de Kosovo, una decisión que casi destruyó el partido. Los tiempos cambiaron: en esa época rozaban el 10 por ciento y hoy son dos veces más fuertes. Sin embargo, tras los buenos resultados en las elecciones europeas de mayo, donde obtuvieron más del 20 por ciento, en las votaciones realizadas en tres estados federados del este alemán sufrieron derrotas. Los Verdes siguen siendo un partido del occidente del país.

Justo en el centro

Quizás la mayor diferencia entre esos años en que Los Verdes cogobernaron y hoy es que el partido se ha definido claramente como uno de centro. Respecto al extremismo de derecha y el antisemitismo, Habeck dijo ante los delegados: «¡Somos los defensores de la Constitución!”, una frase que en anteriores encuentros partidarios habría sacado ronchas. Sí, Los Verdes defienden la Carta Magna, una sociedad abierta, la economía social de mercado. Se sienten como los defensores de las grandes mayorías, se preocupan por la democracia, la cohesión y, claro, también por el medio ambiente. Pero no solo del medio ambiente.

Deutschland Bundesparteitag der Grünen in Bielefeld

Aún falta: quizás el auge verde llegó demasiado pronto, pues quedan casi dos años para las elecciones. Esto también ya lo ha vivido el partido otras veces: llegar a las votaciones como los reyes de las encuestas y, a la hora de los recuentos, obtener resultados mediocres. Y posiblemente habrá todavía algún remezón interno antes de las elecciones: los votantes ven en Robert Habeck al mejor candidato de Los Verdes para la cancillería, pero a nivel interno, Annalena Baerbock cuenta con más respaldo. Así lo muestran los resultados aplastantes que obtuvo en la reelección, los mejores de un candidato en las internas. Ambos, Habeck y Baerbock, evitaron responder las preguntas sobre el tema, pero esa actitud no puede durar mucho más.

Lo mejor que podría pasarle al partido sería que las elecciones fueran ahora. Pero no lo serán. Y por eso el lema es: mantener la calma, no cometer errores y, con algo de suerte, podremos obtener una buena cosecha en el futuro.

Autor: Jens Thurau (dz/mn)

Al menos 25 heridos por una explosión en un edificio residencial al este de Alemania

Medios

La producción industrial alemana disminuye drásticamente en octubre

Medios

Roban medallas y joyas del museo de la Stasi en Berlín

Medios

Lenta agonía de los bosques alemanes por la sequía, las plagas y el cambio climático

Medios

Roban joyas invalorables en asalto a museo en Alemania

Medios

Merkel pide seguir trabajando “por una Alemania fuerte”

Medios

Gigafactory 4: Elon Musk anuncia que Tesla abrirá su primera fábrica de automóviles en Europa

Medios

Pompeo de gira en Alemania en medio de tensas relaciones

Medios

30 años de la caída del Muro de Berlín

Medios

Cómo se modificaron las opiniones de los alemanes del Este y el Oeste en los 30 años desde la caída del muro

Medios

Congreso Judío Latinoamericano reconoció a Angela Merkel por su combate contra el antisemitismo

Medios

Antisemitismo en Alemania: «Algo que el Gobierno tiene que resolver»

Medios

Dejar Comentario