Macron intenta aplacar tensión con Trump

En un intento por apagar la polémica, los dos líderes hicieron hincapié en sus relaciones estrechas. “Nos hemos hecho muy buenos amigos” con el tiempo, aseguró Trump, quien se mostró sin embargo menos caluroso con Macron que en otras ocasiones.

“Debemos repartirnos mejor la carga dentro de la OTAN”, lanzó Macron al arrancar el encuentro. Trump dijo “apreciar” estas palabras, aunque ha insistido en exigir que los europeos aumenten su gasto militar.

“Queremos ayudar a Europa”, añadió el inquilino de la Casa Blanca, pero recalcó que la contribución debe ser “justa”. “Hasta ahora, la carga ha recaído en gran medida en Estados Unidos”, apuntó, con el rostro visiblemente crispado.

“Necesitamos más inversión”, añadió Macron, quien no mencionó directamente del tema de la creación de un ejército europeo que provocó la furia de Trump.

“Confusión”

En un tuit nada más aterrizar en Francia la noche del viernes, Trump escribió: “El presidente Macron acaba de sugerir que Europa construya su propio ejército para protegerse de Estados Unidos, China y Rusia”.

“¡Muy insultante pero quizás Europa debería pagar antes su parte a la OTAN que Estados Unidos subvenciona ampliamente!”, agregó.

En su tuit, el mandatario parecía referirse a unas declaraciones hechas por Macron esta semana en las que abogó por un “verdadero ejército europeo” para proteger mejor a Europa.

El sábado 10 de noviembre por la mañana, la presidencia francesa señaló que Macron “nunca dijo que había que crear un ejército europeo contra Estados Unidos” y lo atribuyó a una “confusión” en la interpretación de sus palabras.

En un intento por apagar la polémica, los dos líderes hicieron hincapié este sábado en sus relaciones estrechas. “Nos hemos hecho muy buenos amigos” con el tiempo, aseguró Trump.

Después de la reunión, un almuerzo en parejas

Tras la reunión, la primera dama estadounidense, Melania Trump, llegó al Elíseo, donde fue recibida por Brigitte Macron. Los cuatro almorzaron juntos.

La Casa Blanca anunció la anulación de una visita de Trump al cementerio americano de Bois Belleau, al norte de París, que tenía prevista por la tarde, debido al mal tiempo.

Macron por su parte viajará tras el encuentro con Trump a una zona cerca de Compiègne, al norte de París, para una ceremonia con la canciller alemana Angela Merkel.

Fue allí donde se firmó, el 11 de noviembre de 1918, en el vagón de un tren, el armisticio que selló el fin de la Primera Guerra Mundial, tras años de combates que se saldaron con 18 millones de muertos.

Por la noche, Emmanuel y Brigitte Macron, acompañados de Trump y Merkel y sus respectivos cónyuges, se reunirán con el resto de invitados en el Museo de Orsay de París, para una visita de la exposición dedicada al artista español Pablo Picasso seguida de una cena oficial.

El domingo 11 de noviembre, por la mañana, se llevará a cabo una gran ceremonia en el Arco de Triunfo en presencia de varias decenas de jefes de Estado y de Gobierno, que será el punto culminante de las conmemoraciones.

Entre los mandatarios extranjeros figuran el presidente de Colombia, Iván Duque, y su par de Costa Rica, Carlos Alvarado, el rey Felipe VI de España y el presidente del gobierno Pedro Sánchez.

Macron organizó además para el domingo un gran Foro por la Paz, que le servirá de tribuna para defender el multilateralismo.

Trump no asistirá a este foro, y visitará el cementerio estadounidense de Suresnes, cerca de París.

(Con la AFP)

También puede interesar

Dejar un comentario