Márquez no saludará desde el balcón del Ayuntamiento de Cervera por la pancarta de apoyo a los presos

El pentacampeón mundial de MotoGP, Marc Márquez, celebrará este sábado en Cervera (Lleida) su nuevo título “al margen de cualquier iniciativa política”, según su representante, y por segundo año no saldrá al balcón del Ayuntamiento, donde hay una pancarta a favor de los independentistas presos.

En declaraciones a Efe, el representante de Márquez, Emili Alzamora, ha recordado que ya el año pasado el piloto acudió a una recepción en el Ayuntamiento, aunque no subió al balcón consistorial.

El alcalde de Cervera, Ramon Royes, ha asegurado a Efe que, durante las reuniones previas al acto de celebración de mañana, los representantes del piloto le pidieron que se retirara la pancarta de apoyo a los políticos catalanes presos para que éste pudiera salir a saludar al balcón.

Según el diario cormarcal Segre, detrás de esa petición está el Fan Club de Marc Márquez, el organizador de los festejos, y las “exigencias de las grandes firmas” que patrocinan al piloto, que por otra parte fijó su residencia en Andorra.

Royes ha dicho que el consistorio no va a acceder a esta demanda: “Igual que yo respeto la decisión de Marc Márquez, pido que se respete la mía”, ha subrayado el alcalde, del PDeCat (partido heredero de Convergencia), que gobierna en minoría y se apoya en otros grupos, fundamentalmente independentistas.

En declaraciones que también recoge Efe, el alcalde considera que la pancarta refleja un “momento extremo” y muestra un “claro apoyo a la defensa de los derechos democráticos que no se están cumpliendo en este país” y que, por este motivo, no se plantea su retirada.

Por su parte, Emili Alzamora ha insistido en que el piloto se mantiene al margen de esta polémica y que “lo único que Marc desea, como siempre, es celebrar su nuevo título con los aficionados, sin entrar en cuestiones políticas. Nos centraremos solo en lo estrictamente deportivo y en el alcance histórico del nuevo título”.

Asimismo Royes ha asegurado que no quiere “alimentar ninguna polémica” y que, igual que el año pasado, Márquez podrá bajar, cuando finalice la recepción institucional, hasta la puerta del Ayuntamiento para, desde la plaza, saludar a los aficionados y los vecinos del pueblo y hacerse fotos con ellos.

También puede interesar

Dejar un comentario