Miley Cyrus Nothing Breaks Like a Heart

Un fragmento del nuevo videoclip de Miley Cyrus.

Cada vez que Miley Cyrus lanza un nuevo videoclip da que hablar. Bien es cierto, que a lo largo de su carrera profesional Hannah Montana ha pasado por numerosas transformaciones, pero su nueva canción Nothing Breaks Like a Heart junto a Mark Ronson, demuestra que sigue siendo igual de provocativa e impredecible.

¿Quién puede olvidar el escándalo que se desató en 2009 después de que Cyrus bailara alrededor de un barra de stripper en los Teen Choice Awards? Ahora, la cantante conduce un coche mientras la policía le pisa los talones y acaba en un club de striptease en el que hay sacerdotes.

Por el camino, se cruzará con monjas con carteles pro-Miley para que sea presidenta del Gobierno (es contraria a la política de Donald Trump) y esquivará balas de niños con pistolas. Claro apoyo de Cyrus para March for Our Lives y la defensa del control de armas después de los recientes tiroteos en escuelas de Estados Unidos.

Al final, la artista escenifica a Jesús en la cruz no sin antes enseñar a sus fans un primer plano de todo su trasero porque el vestido de Isabel Marant que lleva es demasiado corto.

Decididamente, Miley le muestra al mundo que ha vuelto a por más y para algunos el culo de la cantante es lo único reseñable del vídeo. Y a ella le ha molestado. “Me alegra que os guste mi culo, pero en un periódico de vuestra influencia podríais ver algo más”, escribe en su cuenta de Twitter la cantante en referencia al artículo del Daily Mail.

A lo largo del vídeo, la exactriz de Disney Channel ha dejado ‘ocultas’ algunas pildoritas para los más observadores. Por ejemplo, del espejo retrovisor cuelga una figura de Miley Cyrus sentada en la icónica bola de demolición de Wrecking Wall.

También puede interesar

Dejar un comentario