No es la primera vez que un avión de Southwest Airlines tiene daños en pleno vuelo

(CNN ) – Aún no se sabe qué causó el fallo mecánico que obligó al vuelo 1380 de Southwest Airlines a aterrizar de emergencia en Filadelfia, pero las circunstancias coinciden con un incidente ocurrido con la compañía en 2016.

Ambos casos incluyen fallos y daños en uno de los motores de sus aviones. Y en ambas ocasiones, según informa la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés), hay signos de fatiga de metal en las áreas afectadas por las explosiones ocurridas.

“En el mundo de la aviación, deben existir estrategias de inspección y procesos para detectar problemas como (fatiga de metal)”, expresó el miércoles Robert Sumwalt, presidente de la NTSB.

LEE: ¿Por qué no debería sorprendernos que el acto heroico del avión de Southwest lo haya hecho una mujer?

“Queremos saber por qué esto no se detectó con anticipación”, agregó.

Un funcionario de la NTSB examina el avión accidentado.

El incidente mortal del martes

El vuelo 1380 de Southwest Airlines partió de Nueva York a Dallas, la mañana de este martes, con 149 pasajeros. Pero a los 20 minutos sonaron lo que parecieron explosiones en la parte izquierda de la nave, desencadenándose una serie de eventos que incluye la muerte de una pasajera, siete personas heridas y un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia.

Parte del motor se desintegró en pleno vuelo y se estrelló con una ventana del Boeing 737-700, narraron varios pasajeros. La ventana, que estaba parcialmente rota, casi succiona a una mujer por completo mientras otros pasajeros buscaban evitar que fuera arrastrada fuera del avión.

Pese a que un pasajero logró rescatarla y hubo varios intentos de revivirla, la pasajera falleció.

Un estudio preliminar del motor reveló que faltaban 24 aspas del ventilador, dijo Sumwalt este martes a la prensa.

La cubierta del motor, según dijo Sumwalt, fue encontrada a unos 112 kilómetros de donde el avión aterrizó.

LEE: Pasajeros del vuelo de Southwest elogiaron a la piloto por sus “nervios de acero” durante la emergencia

Sumwalt agregó que había prueba de fatiga de metal en donde las aspas se unen al resto del avión.

Condiciones similares fueron reportadas en 2016, cuando un motor de otro avión de Southwest también falló.

El accidente de 2016

En agosto del 2016, el vuelo 3472 de Southwest Airlines, un Boeing 737-700 que volaba de Nueva Orleans a Orlando, aterrizó de emergencia en Pensacola, Florida, al sufrir daños en un motor.

Según la aerolínea, nadie resultó herido.

Según publicó la NTSB en 2016, se hallaron restos del motor en varias partes del avión, pero no hubo daños en la cabina interior de la nave.

Una de las hélices del motor se separó del disco del ventilador, explicó la NTSB, una circunstancia similar a la ocurrida este martes.

También en ese caso se encontraron muestras de fatiga de metal.

“La superficie del aspa que faltaba mostró señales de fatiga de metal”, señaló la NTSB en un comunicado de prensa sobre el incidente de 2016.

LEE: ¿Podría una grieta oculta en el motor del avión de SouthWest haber causado el accidente?

Pese a que el comunicado no menciona el modelo del motor, se sospecha que CFM Internacional sea el proveedor en ambos casos.

Southwest Airlines evitó contestar preguntas este miércoles que guardaran relación con el modelo del motor del incidente del 2016.

Las inspecciones a motores propuestas

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) propuso un reglamento, en agosto de 2017, que obligaría a las aerolíneas a someter cierto tipo de motores a inspecciones ultrasónicas.

Su propuesta utiliza como ejemplo un vuelo sin identificar en que ocurrió lo mismo que en esta ocasión.

La FAA comentó que impondría este reglamento en las próximas dos semanas, lo que le exigirá inspecciones a aviones con motores CFM56-7B.

Las directrices incluyen someter los motores a inspección luego de alcanzar una cantidad específica de despegues y aterrizajes. Sin embargo, no está claro si el reglamento aplicaría al vuelo de este martes, pues hay incontables modelos de motores CFM56-7B.

“Hay diferentes modelos de ese (motor) y no estoy seguro de qué directriz aplicaría en este caso, pero eso es parte de nuestra investigación”, añadió Sumwalt.

Mientras tanto, Southwest dijo este martes que tiene planes de “acelerar el proceso de inspecciones de los motores CFM56-7B”.

Un portavoz de Southwest comunicó en un correo electrónico que el motor del avión pasó por una inspección visual dos días antes del accidente.

El último domingo, trabajadores verificaron la entrada, el extractor, los carenados, y los carenados del avión, concluyó Southwest.

Noticias Estados UnidosFuente Original

También puede interesar