IEVENN
Deporte

Once años esperando una celebración

Morientes alza los brazos para festejar la Copa del Rey de 2008. JULIO PALOMAR

El 16 de abril de 2008 entré al vestuario del Calderón diciendo que aquella Copa del Rey que acabábamos de ganar ante el Getafe había que celebrarla, pero no se hizo. Aquel Valencia convulso, que sufría en Liga, logró dejar en el camino hacia la final al Betis, al Atlético y al Barcelona para acabar imponiéndose a la revelación del torneo, el Getafe de Michael Laudrup. Sin embargo, aquella alegría no la pudimos compartir con la afición. No hubiera pasado nada por hacerlo, porque las finales están para ganarlas… y celebrarlas. Fue un error dejar que la mala marcha en la Liga nos privara de un momento feliz que tuvimos que celebrar cada uno en la intimidad. Yo lo hice así, aunque creo que nos hubiera hecho bien hacerlo de manera colectiva, con los compañeros, con Mestalla. Once años ha tardado el Valencia en volver a verse peleando por un título que, esta vez sí, llenará las calles de gente.

Los recuerdos de aquel partido son ahora entrañables, pero entonces lo sufrimos. Éramos un equipo joven, con mucho talento, con Mata, Villa y Silva, con la dosis precisa de veteranía en Marchena, Baraja o yo mismo… pero nada nos salía bien. Quedó la sensación de que se nos puso la final de cara muy pronto, pero no estuvimos tranquilos hasta el pitido final. Nos habían salido tan mal las cosas en tantos partidos… Por eso nos merecíamos haberlo celebrado, porque nada estaba perdido aún, de hecho Voro llegó, actuó con inteligencia y la situación se recondujo. Y haber ganado la Copa ayudó a la autoestima del grupo.

En aquella final quedó demostrado una vez más que el fútbol es un estado de ánimo. Queríamos aquel título, como hoy lo quiere este Valencia de Marcelino. Es cierto que hay en la plantilla jugadores menos experimentados en finales, pero yo, que jugué mi primera final de Champions con 22 años, puedo asegurar que la ilusión te puede arrastrar hasta un título. Este equipo ha pasado muchas cosas, ha sido muy criticado y hay que poner en valor hasta dónde ha llegado. No les pesará la responsabilidad porque todos los futbolistas somos ambiciosos y no nos gusta nada dejar escapar un título. Como tampoco nos gusta no celebrarlo.

Las españolas Lidón Muñoz y Jessica Vall logran mínima mundialista

Medios

Lunin se impone a Kang-In Lee en la final y le da su primer Mundial sub'20 a Ucrania

Medios

Los rayos del Tío Sam

Medios

La carrera más larga del mundo: 5.000 kilómetros dando vueltas a una manzana en Queens

Medios

Poels se exhibe bajo la lluvia y gana la etapa reina en honor a Froome

Medios

Pouls gana la séptima etapa; Fuglsang, nuevo líder

Medios

La trama de amaños exigió silencio al vestuario del Valladolid para evitar las alertas de las apuestas

Medios

Segunda pole de Quartararo en su debut en MotoGP

Medios

ElPozo vence al Barça en los penaltis y acaricia el título

Medios

Guía para no perderse en las 24 Horas de Le Mans

Medios

El Cadete B, campeón del XIII Torneo Miguel Malbo

Medios

US Open: Sergio García rompe la maldición del fin de semana en Majors

Medios

Dejar Comentario