IEVENN
Deporte

Plata mundial para Ona Carbonell: cuando eres más lista que el resto

Más Deporte

Natación sincronizada

Por detrás de la rusa Svetlana Kolesnichenko, supera a la japonesa Yukiko Inui con su nueva rutina y logra su 21ª medalla planetaria

Ona Carbonell, en su actuación en la preliminar. PATRICK B. KRAEMER EFE

Los pasillos del gimnasio Yeomju de Gwanju, una ciudad al sur de Corea del sur que levantó Hyundai, son un bullicio de nadadoras que vienen y van, hacen ejercicios de calentamiento, gritan para motivarse y se ajustan los ya ajustadísimos peinados, pero aparece en el escenario Ona Carbonell y todas, todas, todas sin excepción, callan y atienden. Nadará un ejemplo, quien ya ganaba medallas allá en 2007, cuando la mayoría de ellas eran niñas, pero sobre todo nadará distinto. En su ejercicio de solo técnico, por primera vez en la historia de la natación sincronizada, no dominará la música, se acabó el debate entre clásica y moderna; sonará un discurso de Nelson Mandela en la ceremonia de los Premios Laureus 2000 sobre el poder del deporte.

La recompensa por la innovación sólo puede ser una: plata para Carbonell, su cuarta medalla en un Mundial en el solo técnico después del bronce de Barcelona 2013 y las platas de Kazán 2015 y Budapest 2017.

La española no pudo ser más inteligente. Después de su año sabático, regresó a la piscina con la rutina que le había hecho subcampeón mundial dos años atrás, ‘La serpiente’, y no salió como esperaba. La japonesa Yukiko Inui, veterana como ella, hasta ahora siempre por detrás, le superó en marzo y abril en las World Series de París y Tokio y le anticipó un Mundial en el que sería complicado incluso subir al podio. Por eso Carbonell cambió el rumbo. Radicalmente. Meses atrás, en una visita al estudio de su productor de siempre, Salvador Niebla, lo había descubierto musicando un poema para unos bailarines y había empezado a trabajar para hacer ella lo mismo. Nadar palabras, ésa sería el golpe de efecto contra Inui. Y surgió efecto. Por detrás de la rusa siempre inalcanzable Svetlana Kolesnichenko (95.0023), Carbonell completó un programa casi limpio (92.5002) para superar a Inui (92.3084) y quedarse con su vigésimaprimera medalla mundialista.

La primera de España en un Mundial donde tiene pocas bazas y la primera de Carbonell que el próximo miércoles 17, en el que muy posiblemente será el último solo de su vida, buscará una segunda. En el solo libre, ésta vez sin sorpresas, bajo las notas de la potente ‘ It’s A Man’s Man’s Man’s World’ cantada por James Brown y Luciano Pavarotti, intentará volver a situarse por encima de Inui y/o la ucraniana Marta Fiedina y mantenerse en los puestos de honor.

Froome ya tiene 7 'grandes': la UCI le otorga el triunfo en la Vuelta de 2011

Medios

Samuel Sánchez: «Con los Pirineos llega lo verdadero en este Tour»

Medios

Maxi Gómez: «Hace dos años jugaba la 'Champions' en la consola»

Medios

Hacienda cerca a Neymar: pide el embargo de su millonaria prima de renovación del Barça

Medios

Jon Rahm, tras los pasos de Severiano Ballesteros

Medios

Caleb Ewan gana en el Tour más democrático

Medios

Caleb Ewan bate a Groenewegen sobre la línea de meta de Toulouse

Medios

Los goleadores madridistas en la International Champions Cup

Medios

Intensidad con balón en el entrenamiento matinal

Medios

Cuatro madridistas, convocados con España para el Europeo sub-19

Medios

Kuzmic se somete a una operación en la cara

Medios

Cheryshev: «Marcelino nos exige mejorar lo del año y lo vamos a intentar»

Medios

Dejar Comentario