Las Estaciones y los Días: Playas de Invierno

Las Estaciones y los Días: Playas de Invierno

Las Estaciones y los Días: Playas de Invierno – El caso es que, por diferentes razones, perdemos una oportunidad de crear corrientes turísticas y económicas que den pasos tímidos hacia la ocupación de las playas en otoño e invierno.

Las Estaciones y los Días: Playas de Invierno

Aún camino descalzo por la arena, fresca, y hundo los dedos en el rebalaje permitiendo que las olas, breves, lleguen hasta mí y me descubran tantas sensaciones. No puedo vencer a la tentación, me desvisto y en apenas tres zancadas ya estoy sumergido. Es profundamente vivificante, liberador, electrizante. Estamos a mediados de noviembre, es la Costa del Sol.

La vida de nuestras playas se prolonga en el tiempo mucho más allá de los meses puramente estivales, las personas que aquí residimos, vivimos, lo sabemos bien. En octubre y noviembre, el verano prolongado hace de estos espacios saturados en temporada alta, un lugar libre y abierto, repleto de posibilidades.

El invierno, siempre suave, sin estridencias permitiría dotar a los arenales de una programación más allá del estío, aplicar la imaginación, romper la idea de las playas en exclusiva para el verano y ofrecerles una segunda vida. Una herramienta que permitiera, en parte, romper la estacionalidad.

Desde este verano Marbella cuenta con ludotecas en dos de sus playas. Un equipamiento estable y permanente, en el que se podrían programar actividades infantiles, lecturas poéticas, que sirvieran como punto de encuentro para charlas, debates, ponencias, conciertos acústicos. El abanico de posibilidades es enorme una vez que la estructura es fija. Por su puesto, todo tipo de actividades, juegos y competiciones deportivas.

Y las moragas, ya desde el anterior gobierno tripartito en Marbella, impulsado desde la delegación de Sostenibilidad gestionada por Izquierda Unida se ideó y planificó continuar con las moragas en el tiempo de invierno. Una excelente oportunidad de perpetuar esta tradición más allá del estío.

Programas como los de Ibiza La Playa Está Abierta: Todo el Año o de algunas localidades alicantinas como la de Pilar de la Horadada bajo la etiqueta, evocadora, de Hibernis Mare, o la de Gandía que con el epígrafe Una Playa para Vivirla todo el Año buscan en los arenales un espacio de esparcimiento también en los meses de otoño e invierno.

Ha habido intentos por parte de la Junta de Andalucía y de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol para impulsar este turismo de playas de invierno, pero nunca ha llegado a cuajar, quizá porque las administraciones no terminan de creérselo, porque los empresarios no apuestan decididamente por ello o porque a los vecinos y residentes de las localidades de costa nos cuesta asociar las playas con el esparcimiento más allá del paseo matinal en la época de invierno.

El caso es que, por diferentes razones, perdemos una oportunidad de crear corrientes turísticas y económicas que den pasos tímidos hacia la ocupación de las playas en otoño e invierno. Programar, publicitar, dar impulso, comenzar a hacerlo, creer, en definitiva, que los arenales pueden ser un recurso de ocio compartido, una forma de crear comunidad en otoño e invierno, de dotar a las ciudades como Marbella de una programación más, un recurso más que poder explotar con criterio y convencimiento.

He dado tres o cuatro brazadas más. El agua, cristalina y transparente. Veo a Daniela y Antonia en la orilla, construyendo castillos, correteando, saltando. Estamos casi solos en la playa. Al salir me abrazo a la toalla. Me siento. Miro el horizonte, dejo que el sol templado me vaya secando. Respiro profundamente. Estoy en Marbella, es domingo, es doce de noviembre.

Las Estaciones y los Días: Playas de Invierno

También puede interesar

3 comentarios

  • Juana 14/11/2017   Respuesta →

    Como muchas personas que conozco soy una disfrutona de las playas de Marbella en todas las épocas del año.Esas actividades que sugieres serían la guinda del pastel del disfrute y aprovechamiento.

  • Toñi 14/11/2017   Respuesta →

    Sentir la arena en los pies en invierno… fuera calcetines, medias, botas… ¡qué gustazo!

  • Carmen 16/11/2017   Respuesta →

    Qué gozada y qué pena que no la aprovechemos más

Dejar un comentario