IEVENN
España

Política | Manuel Cruz, pensador y apasionado federalista

Propuesto por el PSOE para presidir el Senado

Su propuesta pasa por una solución dialogada que incluya una reforma del Estatuto de Cataluña y de la Constitución

Manuel Cruz, momentos antes de una reunión del Grupo Socialista en el Congreso. JAVI MARTÍNEZ

«El filósofo también tiene que aprender de las visiones del mundo y de la historia de nuestros políticos. Más allá de su escepticismo y de su voluntad de ponerlo todo en cuestión, el filósofo deberá decir su propia palabra, presentar su propia propuesta, defender (todo lo popperianamente que haga falta, esto es, hasta que una refutación le haga abandonarlo) un punto de vista. Comprometerse, en fin, con unas ideas». El catedrático de Filosofía Contemporánea de la Universidad de Barcelona, Manuel Cruz, se aplicó esta reflexión suya y decidió, en las elecciones generales de 2016, salir de su escepticismo, asumir el compromiso con un partido y pasar de la teoría filosófica a la práctica política en las listas del PSC al Congreso. Cambió una vida dedicada al pensamiento, a la docencia y a los libros -ha publicado más de 40- por un escaño de diputado desde el que ha observado, de hito en hito, el impredecible y revuelto devenir de la política española. En los plenos, en los pasillos, en las comisiones y en el Grupo Socialista, Cruz ha utilizado ese «ojo de halcón» que cita en sus obras como la mejor manera de analizar la complejidad del mundo político real. Esto es, partiendo de una mirada general para acabar tomando tierra en lo más concreto. Desde las alturas de Wittgenstein, Althusser o Arendt, el pensador aterrizó en el hemiciclo del Congreso de los Diputados. En la legislatura más convulsa de las últimas décadas, deambuló por la política a ras de suelo, de forma silenciosa y discreta, desde su puesto de portavoz socialista en la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades. Siempre con la mirada llena de curiosidad y también de asombro.

En su último libro, Dar(se) cuenta, cuya portada se ilustra con un dibujo del hemiciclo del Congreso sobre el que pende una densa nube de pensamiento, el diputado recién llegado combina la reflexión filosófica con la vida parlamentaria, apelando al doble sentido del título. Hacerse cargo de la realidad y rendir cuentas ante uno mismo y ante los demás. En una legislatura marcada por los golpes de efecto y los giros de guión, Cruz ha reflexionado mucho a propósito de la conversación política y el papel de las pantallas en el debate. «La plaza pública hoy no es el ágora griega, son los medios de comunicación. La idea de política espectáculo es de los años 60. El problema de ahora no es sólo la banalización, la frivolización, sino el tipo de vínculo que se establece con la ciudadanía. El vínculo es el del espectador que asiste a un espectáculo, no el del ciudadano comprometido», aseguró en una entrevista en este periódico. Manuel Cruz ha trabajado en el Congreso, sin abandonar su actividad intelectual, como director de una colección de Pensamiento de la editorial Herder.

Aparte de la Filosofía, Manuel Cruz ha dedicado parte de su obra a la construcción del federalismo como una de las bellas artes. «El federalismo representa la forma política de la fraternidad como valor político universal. No se trata de promover la imposición de un determinado tipo de afecto, sino de reconocer que nadie debe quedar excluido de los beneficios y las cargas de la vida en sociedad». El próximo presidente del Senado es uno de los pensadores más comprometidos con las asociaciones federalistas de izquierdas, que en los últimos años -coincidiendo con el estallido del proceso independentista catalán- han desarrollado una gran actividad. Presidió durante años a los federalistas catalanes de izquierda. Su propuesta pasa por una solución dialogada que incluya una reforma del Estatuto de Cataluña y de la Constitución.

Pulsión adolescente de la política española

Como político en ejercicio, ha combatido en sus escritos la pulsión adolescente que sufre la política española. Con especial mención a los máximos dirigentes de Podemos. «En este país parece que vivimos en una adolescencia que no cesa, en la que las sucesivas generaciones que van irrumpiendo en la escena pública se muestran obsesionados, casi sin excepción, por definir su especificidad en base a la determinación que exhiben por acabar de una vez por todas con el legado de quienes les precedieron». Por contra, él opina que «la generación saliente ha tenido décadas para realizar su particular travesía de lo real, para llevar a cabo su examen de conciencia vital y para hacer (y que le hicieran) su autocrítica. Y cree haber aprendido de la experiencia que la única forma de adentrarse en el futuro con posibilidades de mejorarlo es a base de ir ajustando las ilusiones a los hechos».

Manuel Cruz no es un hombre sujeto a la disciplina de partido, ni tampoco es de obediencia pedrista. Se abstuvo en la votación de investidura de Mariano Rajoy, decisión que tomó tras reflexionar sobre la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad. «En la dialéctica entre convicción y responsabilidad, no se trata de dejar a salvo la convicción y que, como decían los clásicos, Roma perezca. La pregunta simple de abstención sí o no está mal planteada». Cruz se abstuvo -a pesar de que el PSC dio instrucciones en contra- porque le parecía que unas terceras elecciones hubieran sido letales para la política española. Después de más de tres años de política práctica en el Congreso, el PSC le desplazó a las listas del Senado por Barcelona. No lo pidió, pero lo aceptó. En una carambola del destino para la que él seguramente encontrará alguna explicación filosófica, Manuel Cruz será presidente del Senado, después de fallar la opción de Miquel Iceta, por la cerrazón de ERC. Desde la Presidencia de la Cámara Alta tendrá que dedicarse en cuerpo y alma a la política. «La política es convertir el grito en argumento», dijo nada más llegar al Congreso. Tendrá tarea.

Sesión de investidura: Pablo Iglesias se planta ante Pedro Sánchez: «Sin nosotros no será presidente nunca»

Medios

Investidura de Pedro Sánchez: Abascal 'rearma' al PSOE frente a PP y Ciudadanos

Medios

Sesión de investidura: Junts per Catalunya anuncia un 'no' integral a Pedro Sánchez

Medios

Sesión de investidura: Pablo Iglesias a Pedro Sánchez: «No nos vamos a dejar humillar por nadie»

Medios

Sánchez ignora la intervención de Abascal en el hemiciclo

Medios

Investidura de Pedro Sánchez: Presidente como sea

Medios

Pablo pone a Sánchez más animal que Abascal

Medios

Investidura de Pedro Sánchez: Tradiciones

Medios

El teniente de Seguridad de Barcelona propone el «retorno» de los Menas que viven en la ciudad

Medios

Indemnización pionera a la viuda de un obrero fallecido por exposición al amianto en Uralita

Medios

Debate de investidura: Rivera votará contra «el sectarismo» de Pedro Sánchez y sus pactos con «la banda» de Podemos e independentistas

Medios

Cuatro detenidos por concentraciones contra un centro de Menas en el Masnou

Medios

Dejar Comentario