IEVENN
IEVENN

¿Qué les ha pasado a Serbia y Estados Unidos? – Manuel Povea

Foto: IEVENN – FIBA

Quién hubiera vaticinado, hace pocas semanas, que nos sentaríamos a la mesa para ver un Serbia – USA luchando por el 5º puesto.

Unos, los serbios, presentaban la plantilla probablemente más potente, jugador a jugador, del campeonato. Otros, los americanos, venían con un equipo sensiblemente inferior a todos los anteriores desde 2006, aunque a pesar de ello, jugadores todos de la mejor liga del mundo.

¿Qué les ha pasado a Serbia y Estados Unidos? - Manuel Povea
Gregg Popovich

Llega así la primera reflexión; y es que todas las selecciones que han clasificado por encima de ellos también llenan sus filas con jugadores NBA o ACB cuando menos, y competir contra eso, si no traes a lo mejor de lo mejor, te puede pasar factura. Con todo respeto al gran Gregg Popovich, se hace obligado, no preguntar – qué poca elegancia en rueda de prensa – pero sí reflexionar sobre las diferencias entre ésta y anteriores plantillas. El increíble nivel individual del pasado reciente, habría centrado, puedo imaginar, las preocupaciones del coach Mike Krzyzewski en favorecer que las estrellas compartieran el balón algo más de lo habitual en sus equipos, y en respetar a los rivales esforzándose en el trabajo defensivo. Eso, sin restarle un ápice de dificultad, no implicaba necesariamente un cambio; podían continuar jugando a su juego.

Pero esta USA no tiene ese nivel de talento. Necesitaba definir en qué jugadores apoyarse para anotar, trabajar con más paciencia las posesiones y sobre todo, defender a un nivel muy elevado, y quizás algo más táctico. Y a todo esto, enfrente, jugadores de primer nivel NBA y Euroleague conocedores del medio y dispuestos a aprovechar la oportunidad de hacer sangre. Los norteamericanos han circulado el balón; han promovido la generosidad en el juego, y parecían querer jugar una buena defensa. Pero les ha faltado, quizás tiempo, quizás conocimiento de a qué se enfrentaban; no obstante las capacidades individuales no eran mejores que las del resto, y eso obligaba a más, a mucho más, desde el punto de vista colectivo, táctico o estratégico.

Y precisamente Serbia presentaba eso que se echaba en falta de Estados Unidos: una pléyade de talentos embutidos en físicos portentosos que asustaban, cual Goliath, al resto de selecciones convertidas por momentos en David. La amenaza interior en talento y altura se ha vuelto al final contra ellos, y no acababan de dar sentido a la participación de sus hombres grandes. Intuyendo que podría necesitar gladiadores que ayudaran a marcar el nivel defensivo del equipo, Sasha Djordjevic había incorporado algunos jugadores de ese corte, pero en ningún momento el grupo ha parecido creer necesitarlo, y desde el banquillo se ha buscado, apenas, dar con un quinteto equilibrado que encontrara un camino para ganar. Se alabó de ellos, todavía en la primera fase, su brillante circulación del balón; ya en la segunda, sin embargo, lo colectivo no ha sido frecuente.

Pero creo que para hablar de Serbia es obligado mencionar a España, porque Argentina encontró una Serbia “tocada” contra la que supo competir brillantemente, como ellos acostumbran. No creo que a Serbia le preocupara  ser primera o segunda, el problema es que España les había ganado, pero sobre todo había sembrado la duda en su juego. Donde había certezas ahora quedaban incertidumbres. Y jugar con esas dudas no es la mejor de las situaciones. Esas mismas dudas, es posible, las sembró Francia en las mentes de los norteamericanos, que han caído contra los Serbios dando esa misma imagen de estar intentando entender lo perdido mientras jugaban. Djordjevic se había referido a la capacidad de España para competir, sin importar quién estaba y quién no, y su comentario resultó profético.

La mejor plantilla y el rival más temido históricamente están fuera de la lucha por las medallas, maltratados por equipos como Francia y España, que sí están. Y esto otorga mayor mérito, si cabe, a lo conseguido por nuestra selección que está en posibilidad de continuar creando una dinastía ganadora que ojalá acabe, esta vez también, con medalla.

Manuel Povea

¿Qué les ha pasado a Serbia y Estados Unidos? - Manuel Povea
Manuel Povea 2019

Vicente Amigo, maestro de la guitarra española

Paola Bandera

Jesús Inglés, el discípulo de Félix Rodríguez de la Fuente que proclama su mensaje a través del arte

Paola Bandera

Compañeros de viaje – Bely Llamas

Bely Llamas

Javier Arizabalo, el lado más humano del arte

Paola Bandera

Moda – Tatuajes de estrellas y su significado

Paola Bandera

Y la defensa en baloncesto ¿pa’ cuándo? – Manuel Povea

Manuel Povea

Presentación Habbility en Estepona

Paola Bandera

Cursos online Habbility, una plataforma con mucho arte

Paola Bandera

Aclarando dudas sobre la Medicina estética. Entrevista al Doctor Benzaquén – Bely Llamas

Bely Llamas

Weecover ofrece seguros con un solo ‘clic’

Paola Bandera

Moda en países en guerra, artesanía de lujo – Bely Llamas

Bely Llamas

Generosidad y Resilencia

Manuel Povea

Comments / Comentarios