IEVENN
Deporte

¿Qué opciones tiene Mireia Belmonte en el Mundial?

Más Deporte

Mundial de Gwangju

Tras los vértigos, llega al campeonato con pocas opciones de medalla. «Lo perdido no se recupera», admite su entrenador

Mireia Belmonte entrena en Gwangju, este sábado. PATRICK B. KRAEMER EFE

El otoño caluroso en Badalona le alegró la espera a Mireia Belmonte que durante semanas sólo pudo caminar, paseo marítimo arriba, paseo marítimo abajo, de la fábrica de Anís del Mono a la piscina que lleva su nombre, con su perro, London, un West Highland que en la vida había hecho tanto ejercicio. Suerte tuvo del sol. Porque para la nadadora aquellos meses fueron eternos. En julio de 2018, por culpa de aquellos vértigos causados por una otitis mal curada, Belmonte tuvo que obligarse al reposo y una lesión de tobillo en noviembre le apartó incluso de otros ejercicios de su gusto: la escalada, el boxeo, el crossfit, el esquí de fondo, el senderismo.

«En realidad, luego vi que lo necesitaba. La mente es como un músculo, tienes que entrenarla para que esté a tope, de la misma forma que el cuerpo. Yo necesitaba descanso y relajación, estar aislada de toda actividad», comentaba un año después, hace unas semanas. Entonces ya había olvidado aquel aburrimiento. Ya había recuperado la paciencia. Ya había encarrilado una temporada que, por obligación, está siendo complicada.

Porque después del parón, celebrada la Navidad con su familia, en enero de este año Belmonte apareció en la concentración de Font Romeu, en Francia, con la motivación de una adolescente, con ganas de comerse los entrenamientos, pero claro… «Lo perdido no se recupera», admite su entrenador, Fred Vergnoux. «En enero empezó a trabajar a tope y los siete meses que ha hecho han sido al 100%, pero le falta esa base que se crea los primeros cuatro meses del año», analiza el técnico que reconoce que su pupila empieza este domingo (03.00 horas, clasificación de los 200 estilos, TDP) el Mundial más difícil de siempre. Desde que Belmonte es Belmonte, quizá sea el primero del que vuelve sin medallas.

En Barcelona 2013 se colgó la plata en los 200 mariposa y los 400 estilos y el bronce en los 200 estilos y en Budapest 2017 ganó el oro en los 200 mariposa y la plata en los 1.500 libre y los 400 estilos. Esta vez, aunque mantiene su cargadísimo programa de seis pruebas, el plan es entrar en finales e intentar elevarse en ellas por veteranía o por competitividad. «Intentaremos conseguir lo mejor posible», asume Vergnoux que, estudioso como es, sabe que con los números en la mano no puede prometer los logros pretéritos.

En las pocas competiciones que ha podido completar esta temporada -en mayo también se perdió la reunión de Budapest por unas anginas-, Belmonte ha conseguido mejores registros en largas distancias que en cortas, aunque sólo en una prueba se encuentra entre las 10 más rápidas del año. Es en los 400 estilos, donde tiene el cuarto mejor tiempo mundial, y la competencia, más allá de la favorita Katinka Hosszu, no es exagerada. En los 800 metros o los 1.500 metros libre, por ejemplo, está entre las 15 mejores del curso, pero las aspirantes a podio, más con la incorporación de los 1.500 metros al programa de los Juegos Olímpicos, ofrecen marcas de vértigo.

Junto a los 400 estilos la gran baza para Belmonte serán los 200 mariposa, donde no llega con un tiempo intimidante, pero defiende todos los títulos posibles. El problema es que ambas distancias se disputan a finales de semana (jueves y domingo) y el cansancio le puede jugar en contra. Pese a sus 29 años, a sus problemas recientes y a que sólo consiguió la mínima en tres de sus seis pruebas, la española no quiere renunciar a nadar cuanto más mejor para aligerar las tensiones de la competición.

Al fin y al cabo, acabe bien o acabe mal, el Mundial de Gwangju será para Belmonte una prueba su verdadero objetivo, Tokio 2020, donde podría ser la abanderada española y convertirse en la deportista nacional -hombre o mujer- con más medallas de la historia. Con un podio igualaría al plusmarquista, David Cal; con dos le superaría. La semana que hoy empieza servirá a la nadadora y a su equipo para decidir en qué distancias centrarse el año próximo y qué posibilidades reales hay en cada una.

«Este Mundial nos valdrá para situarnos, para enfocar lo que viene», admite Vergnoux, que subraya que todavía tiene un año por delante. Antes de los Juegos de Rio 2016 en los que Belmonte se colgó un oro y un bronce, recuerda, hubo que renunciar al Mundial de Kazán 2015 por unas inflamaciones en los hombros que también parecían el acabose. Volver después de una lesión en una zona tan crítica para una nadadora también parecido un asunto complejo, pero el resultado fue el soñado. Ahora le espera un campeonato enmarañado y de aquí, para arriba. Al menos ya queda lejos aquel otoño caluroso en Badalona en el que sólo el sol alegró tantas caminatas, paseo marítimo arriba, paseo marítimo abajo, junto al pobre London.

Finales con opción de podio

  • DOMINGO:400 libre (13.33 horas), Mireia Belmonte.
  • LUNES 22: 200 estilos (14.25 horas), Mireia Belmonte.
  • MARTES 23: 1.500 libre (13.10 horas), Mireia Belmonte.
  • JUEVES 25: 200 mariposa (13.02 horas), Mireia Belmonte.
  • VIERNES 26: 200 braza (13.50 horas), Jessica Vall. Final de waterpolo femenino (11.30 horas).
  • SÁBADO 27: 800 libre (14.25 horas), Mireia Belmonte. Final waterpolo masculino (11.30 h.).
  • DOMINGO 28: 400 estilos (14.19 horas): Mireia Belmonte.

Los otros españoles

  • Jessica Vall. Nadará los 50, 100 y 200 metros braza, aunque su distancia es la más larga. Fue bronce en Kazán 2015 y llega con una de las 20 mejores marcas del año.
  • Marina García. Este año hubo un terremoto en la natación española. Las mínimas fueron tan exigentes que sólo las lograron tres nadadoras:Belmonte, García y Jimena Pérez. Hubo que ampliar el proceso y el lío se llevó por delante al director técnico, Albert Tudella. En todo caso, en ese periodo, García demostró que está preparada para los 100 y 200 braza.
  • Jimena Pérez. La otra clasificada directa. En los 800 y los 1.500 metros libre buscarán junto a Belmonte unas finales carísimas.
  • Joan Lluis Pons. ¿Y qué pasa con los hombres?Como siempre en los últimos tiempos, las opciones masculinas de España pasan por celebrar algún pase a una final, como mucho. Pons lo intentará en 200 mariposa y 400 estilos, donde es bronce europeo. En el grupo también están Hugo González y Juan Segura.

Once inicial del Real Madrid ante el Celta

Medios

Los All Blacks vapulearon a Australia, ganaron la Bledisloe Cup y le apuntan al Mundial

Medios

Florentino Pérez ya está en Vigo

Medios

Ion Izagirre compartirá galones con Miguel Ángel López en Astana y Primoz Roglic liderará al Jumbo-Visma en La Vuelta

Medios

Luis Suárez sufre una lesión en el sóleo de la pierna derecha

Medios

Campazzo: “Estoy muy agradecido por la confianza del Real Madrid”

Medios

Celta-Real Madrid: arranca la Liga

Medios

90-81: Llull y Rudy participaron en el amistoso de España frente a Estados Unidos

Medios

Fallece a los 76 años Felice Gimondi mientras se bañaba en Sicilia

Medios

El nuevo 'top ten' Roberto Bautista no puede con Gasquet en cuartos de Cincinnati

Medios

Competición no acepta la propuesta del CSD y mantiene las sanciones

Medios

Comunicado Oficial: renovación de Facundo Campazzo

Medios

Dejar Comentario