IEVENN
Argentina

¿Qué será del futuro de Daniele De Rossi en Boca? Lleva 40 días de inactividad, entre silencio y fastidio

De Rossi jugó su último encuentro el 1° de septiembre pasado, en el Monumental Fuente: Reuters

Daniele De Rossi no juega un partido oficial desde hace 40 días. Y todo indica que tampoco podrá estar ante Racing, el 19 de octubre por la Superliga. En ese contexto, sería una utopía imaginarlo dentro de los 11 futbolistas de Boca que, tres días después, definan el pase a la final de la Copa Libertadores frente a River en la Bombonera.

Es evidente que la efervescencia y la revolución que generó su llegada al club de la Ribera se fue diluyendo. Los medios pasaron de un seguimiento que se le hizo casi minuto a minuto de su vida en Buenos Aires a casi a ignorar su presencia en la Argentina. Incluso, aquel auspicioso debut en el estadio Único de La Plata, con gol incluido a Almagro, en el empate con derrota por penales por la Copa Argentina, parece haber sucedido en el siglo pasado.

De Rossi no juega desde el superclásico del 1 de septiembre, por la Superliga Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri

Hoy, el físico le pasa factura al italiano. A los 36 años, los dos meses de inactividad que tuvo en su país entre que anunció su retiro y decidió cumplir su sueño juvenil de vestir la camiseta azul y oro, fueron contraproducentes. Y el entusiasmo que exhibió desde su debut en agosto (jugó cuatro de los cinco partidos que disputó el equipo y solo se ausentó en la goleada sobre Liga, en la altura de Quito) derivó en una cadena de lesiones de la cual se le está complicando salir.

Yo a De Rossi no lo pedi. Hay cosas que son necesarias y otras que son complementarias. Hay un tiempo también para los chicos, como les dije a Obando, a Capaldo, a Weigandt

Alfaro, en la pretemporada

Al mismo tiempo, se da otra situación incómoda. Para Alfaro, De Rossi no mueve la aguja. El entrenador había sido muy claro durante una conferencia de prensa de pretemporada. «A De Rossi no lo pedí», confesó en Ezeiza. Y fue más allá: «Hay cosas que son necesarias y otras que son complementarias. Esto no es una valoración de jerarquías, sino que yo digo que hay un tiempo también para los chicos, como le dije a Obando, a Capaldo, a Weigandt». Aunque reconoce su experiencia y jerarquía, y valora el entusiasmo y compromiso que pone en cada entrenamiento que realiza, el DT considera que el italiano no tiene el despliegue que él necesita en un puesto clave para su engranaje.

Lo cierto es que De Rossi no jugó ante Estudiantes por decisión del entrenador, y a los pocos días quedó descartado del clásico con San Lorenzo por una distensión en el isquiotibial de la pierna derecha.

Aldaro dejó en claro en junio que él no pidió a De Rossi Aldaro dejó en claro en junio que él no pidió a De Rossi Fuente: FotoBAIRES

La lesión era, en principio, leve y se estimaba que le demandaría solo una semana de recuperación. Pero tampoco llegó en condiciones al encuentro con Newell’s. Entonces, el gran objetivo fue recuperarlo para la ida de las semifinales de la Libertadores contra River. Sin embargo, también vio desde afuera el triunfo millonario en Núñez.

En el medio, lo impensado. Como consecuencia de sus buenas actuaciones en Boca, el técnico de Italia, Roberto Mancini, lo convocó a un preseleccionado de la azzurra. Era su regreso al tetracampeón del mundo. Pero las lesiones se lo impidieron.

Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri

Alfaro aguardaba que el cuerpo médico le diera el alta médica la semana pasada, pero eso no sucedió. Como quisieron evitar una recaída, el romano fue intensificando de a poco su puesta a punto. La nueva meta era llegar en óptimas condiciones a la vuelta con River, en la Bombonera.

De Rossi se enfocó en intentar sumarse al trabajo grupal. El martes de esta semana, después de perderse el encuentro con Defensa y Justicia, hizo trabajos de campo, con el plan de ir de menor a mayor con la puesta a punto. Pero otra vez hubo malas noticias. Este miércoles el italiano no realizó ninguna actividad por una sobrecarga en el gemelo derecho. En ese contexto, es muy difícil que pueda ser parte del partido con River en la Bombonera. Porque en caso de que se recupere, llegará al 22 de octubre con 52 días de inactividad oficial y sin ritmo de competencia. Demasiada ventaja para un encuentro trascendental.

La incorporación de De Rossi contradice una postura que Daniel Angelici, que en 2014 eligió desprenderse de Juan Román Riquelme (que entonces tenía la misma edad que el italiano ahora), y siempre priorizó contrataciones jóvenes y que tengan un buen valor de reventa. Salvo en los últimos mercados de pases, donde llegaron Goltz (34), Tevez (35), Zárate (32) e Izquierdoz (31), entre otros.

Resulta llamativa la apuesta por De Rossi. Vale por el sueño del italiano, por las gestiones exitosas que llevó a cabo el director deportivo Nicolás Burdisso y también se destacan las importantes acciones de marketing alrededor del campeón del mundo en Alemania 2006 (una de ellas, que los partidos de Boca sean televisados en vivo para toda Italia),

Pero su incorporación todavía no tuvo el peso esperado desde lo futbolístico, y además contradice una postura que Daniel Angelici mantuvo durante gran parte de sus casi ocho años de gestión. El actual presidente del club de la Ribera cobró fama en 2010, cuando en su rol de tesorero se negó a aceptar un contrato de cuatro años con Juan Román Riquelme, por considerar que era un riesgo grande para la economía del club un vínculo tan prolongado con un futbolista de 32 años. En sintonía con esa postura, y ya como presidente, en 2014 eligió desprenderse del ídolo cuando el pueblo xeneize le pedía la renovación y que el Nº 10 se retire con la camiseta azul y oro.

Crédito: @BocaJrsOficial

Sin embargo, en julio de 2015 anunció con bombos y platillos la repatriación de Carlos Tevez (entonces, de 31 años). No solo eso. El mismo dirigente que siempre priorizó contrataciones jóvenes y que tengan un buen valor de reventa contrató en los últimos mercados de pases a Paolo Goltz (llegó en 2017, hoy tiene 34 años), Carlos Izquierdoz (2018, 31), Ramón Ábila (2018, 30), Julio Buffarini (2018, 31), Mauro Zárate (2018, 32) y Lisandro López (2019, 30), además del contrato por dos años que le firmó al Apache a los 34 años, hoy 35, tras su experiencia en la relajada liga china. «Buen promedio de edad» respondería el Angelici de hace dos años, como hizo en julio de 2017 durante una entrevista a Fox Sports Radio, cuando opinó sobre Enzo Pérez (31), Javier Pinola (34) e Ignacio Scocco (32), entonces flamantes refuerzos de River.

Con chances mínimas de decir presente en la Bombonera el 22 de octubre, De Rossi está enfocado en recuperar su mejor forma lo antes posible, para estar otra vez disponible para Alfaro, y así poder demostrar sus condiciones. Para que su paso por Boca no sea apenas la satisfacción de un deseo personal o un éxito comercial, sino una incorporación que también sumó desde lo futbolístico.

ADEMÁS

¿Te gustó esta nota?

Masiva protesta de productores agropecuarios en Alemania contra las restricciones ambientales

Medios

Masiva protesta de productores agropecuarios en Alemania contra las restricciones ambientales

Medios

Paul Dano, cerca de ser El Acertijo en la nueva Batman

Medios

Champions League: un festival argentino con dobletes de Agüero, Icardi y Dybala

Medios

Colegas, famosos y cantantes: a quién sigue Leonel Messi desde su Instagram

Medios

Carne porcina: crece la demanda de China y prevén que sea el principal comprador de la Argentina en 2020

Medios

Mercado de campos. Los inversores están a la espera de las elecciones y de las señales económicas

Medios

Boca-River, Copa Libertadores: horario, TV y formaciones de la semifinal a todo o nada

Medios

Patricia Bullrich relacionó los incidentes en el consulado con el kirchnerismo

Medios

Segundo Debate Presidencial en Argentina – Elecciones

Candela Mazzone

María Eugenia Vidal: «El poder no es para siempre, es servicio. Nuestra esperanza no cayó»

Medios

Verónica Lozano: “En esta noche no puedo más que agradecerle a mi equipo”

Candela Mazzone

Dejar Comentario