IEVENN
Economía

Reino Unido | Corbyn plantea nacionalizar la distribución de electricidad y amenaza a Iberdrola

Reino Unido

El líder la oposición laborista, Jeremy Corbyn

El líder la oposición laborista, Jeremy Corbyn, anunciará hoy un plan para renacionalizar las redes de distribución de gas y de energía, privatizadas durante la era Thatcher. Corbyn presentará su plan en plena campaña para las europeas y ante la posibilidad de unas elecciones anticipadas por el «impasse» del Brexit, aprovechando el viento a favor en las encuestas (36% a 29% por delante de los conservadores, según el reciente sondeo de Opinium).

Los planes de Corbyn pueden afectar muy directamente a la filial de Iberdrola, Scottish Power, que en el último ejercicio obtuvo unos 625 millones de euros de beneficios (casi la mitad del total de la compañía) por los ingresos derivados de sus redes de distribución en Escocia.

La noticia, anticipada por The Daily Telegraph, ha reactivado los temores de la City ante un posible mandato como primer ministro de Jeremy Corbyn, que ha adelantado también sus planes para renacionalizar los ferrocarriles, el agua y el servicio de correos (Royal Mail), este último privatizado por David Cameron.

«Nuestra red es una de las más fiables del mundo y está en el corazón de la política de descabonizar la economía», replicó en un comunicado la compañía National Grid, propietaria de las redes de alta tensión en Inglaterra y Gales. «Hace unos días fijamos un nuevo récord del máximo período sin carbón en este país (una semana).

Un movimiento hacia la propiedad estatal de las redes de distribución serviría para frenar el progreso y las inversiones que están permitiendo a este país liderar el movimiento hacia la energía verde».

Riesgos

La compañía SSE, que se reparte actualmente con Scottish Power las redes de distribución en Escocia, advirtió por su parte que la nacionalización prevista por Corbyn pondría en riesgo «la transición hacia la energía limpia» y tendría un doble efecto en el bolsillo de los contribuyentes, «que hoy por hoy pagan un 17% menos en el recibo de la luz que antes de la privatización».

Las cotizaciones de las National Grid y SSE bajaron en la Bolsa londinense por el anticipo del plan de Corbyn, que prevé compensar a los actuales accionitas con bonos del Tesoro y permitir que sea el Parlamento el que fije las «deducciones» para la adquisición pública, que podría ser por debajo de los precios del mercado. El valor estimado de la redes de distribución en Reino Unido es superior a los 73.000 millones de euros.

Confianza del inversor

«No creemos que exista hoy por hoy un apoyo a la nacionalización de las compañías eléctricas», advirtió John Musk, analista de RBC Europe, en declaraciones a Bloomberg News. «Pagar por debajo del valor del mercado dañaría a la confianza de los inversores en Reino Unido. Cuestionamos también el fundamento económico tras la nacionalización: el impacto sobre la deuda nacional no está nada clara».

En un informe que será presentado el jueves por el propio Corbyn y por su portavoz para Energía Rebecca Long Bailey, el Partido Laborista advierte que las privatizaciones han servido para garantizar grandes márgenes de beneficio, para hacer pagar un «sobrepecio» a los consumidores y para no dedicar la inversión suficiente a la puesta al día de la infraestructura para adecuarla a las energías renovables.

Uno de los principales argumentos a favor de la nacionalización es precisamente ése: la necesidad de adaptar las redes de distribución «para integrar grandes cantidades de energía eólica, solar y mareomotriz». El plan laborista incluye también la nacionalización de las interconexiones marinas para importar y exportar energía. Un hipotético Goierno de Corbyn crearía por último una Agencia Nacional de Energía para suplantar a Nartional Grid como el operador nacional de líneas de alta tensión.

A la hora de justificar la nacionalización, los laboristas se apoyan en argumentos como los esgrimidos por la Ofgem, el organismo supervisor de la energía, que ha propuesto reducir a la mitad la cantidad que las redes de trasmisión puedan pagar a sus inversores en el 2021. Un reciente informe del académico de Oxford Dieter Helm alertaba también recientemente sobre «las operaciones de ingeniería financiera» que han permitido extraer recursos desde la privatización y repartirlos en forma de dividendos y compensaciones a los accionistas.

Poner a Huawei en la lista negra refleja la política de intimidación desenfrenada de Washington

Medios

Pago con monedero digital

IEVENN

El Gobierno griego defenderá ante Bruselas las rebajas fiscales en un momento de mejora económica

IEVENN

Los valores Happy Box definen a la empresa de logística: transparencia, calidad, igualdad y compromiso medioambiental

Paola Bandera

6 cosas que no sabías de las cocinas fantasma

Paola Bandera

Reacción de mercados tras primarias argentinas: bonos en baja y acciones con caídas de hasta 35% en la cotización previa a la apertura

Medios

¿Cómo se convirtió Pepsi en la primera marca estadounidense en afincarse en la URSS?

Medios

Guerra, disputas comerciales y Bitcoin en 2019

Nicole Moscovich

Marcas virtuales de restaurantes revolucionan el sector

Paola Bandera

El dólar sube más de 1% en bancos de la City después del recorte de tasas de la Fed

Medios

Happy Box: objetivos, funciones y claves de éxito

Paola Bandera

Naturgy gana 592 millones en el primer semestre, frente a las pérdidas de 2018

Medios

Dejar Comentario