IEVENN
¿Renta básica o droga no mortal?
Economía Finlandia

¿Renta básica o droga no mortal?

El primer ministro de Finlandia, Juha Sipilä, se reúne con Pedro Sánchez en la Moncloa en octubre. B. DÍAZ

El experimento de la renta básica (RB) ha concluido en Finlandia y nos hemos quedado con lo que dicen los suizos, que son los únicos que han hecho un referéndum en serio al respecto: la rechazaron por gravosa. El experimento finlandés concluyó, después de repartir 560 euros al mes durante dos años a 2.000 ciudadanos desempleados, y el resultado es que no mejoró la empleabilidad de los beneficiados, pero sí se estresaron menos y fueron más felices.

El resultado es frustrante. No creo que haya que hacer grandes experimentos para descubrir que si te regalan 560 euros al mes vas a ser más feliz. Lo que realmente es un problema es que te toque ¡el Gordo de la Primitiva!

El progresismo y la sociología mundial están molestos por el fin abrupto de la experiencia. Les encanta el sistema educativo público finlandés, pero les pesa su gobierno formado por un partido de centroderecha y uno de ultraderecha, los Auténticos Finlandeses, una especie de Vox del Ártico. Por eso proliferan análisis sobre el impacto en la psicología individual de la RB o el nivel de apoyo que existe en el mundo demoscópico a esta iniciativa -que es como preguntar por el nivel de apoyo a Dios-, para soslayar lo muy tocado que ha quedado el asunto.

Como los experimentos canadienses en el pasado (que se confundieron con la renta de inserción o el impuesto negativo a la renta de Cournot y Friedman), el finlandés ha tenido limitaciones y desviaciones. Por ejemplo, los resultados conocidos corresponden al primer año. Y sólo se ha hecho entre desempleados. Pesaba demasiado en su diseño la importancia de dedicar las horas liberadas por los 560 euros en autofomación para encontrar un mejor empleo. La conclusión es que no ocurrió nada relevante desde el punto de vista económico, pero sí desde el punto de vista de la salud y la psicología individual.

Incluso cuando se oye a los muy fans de la RB, la conversación rápidamente coge un cariz meramente tecnocrático y circunstancial: se trataría de evitarle al afectado el papeleo burocrático de tener que aplicar a cada una de las diversas ayudas sociales a las que tendría derecho y que consumen su tiempo y dedicación.

No quiero dejar de reconocer que el experimento me parece absurdo en las condiciones en que se realizó. Pero tampoco hay que olvidar que los mismos que hoy lo están denostando, estaban encantados con su puesta en marcha.

Muchos de ellos dicen que, aunque el efecto económico sea irrelevante, bien merece la pena intentarlo porque el individuo favorecido se siente más integrado socialmente. Mientras no cambie nuestro paradigma laboral o nuestra idea del mérito, si no hay un efecto económico desequilibrante, la RB en estos términos resulta igual que darle una dosis mensual de alguna droga no mortal por valor de 560 euros a las personas observadas.

Poner a Huawei en la lista negra refleja la política de intimidación desenfrenada de Washington

Medios

Pago con monedero digital

IEVENN

El Gobierno griego defenderá ante Bruselas las rebajas fiscales en un momento de mejora económica

IEVENN

Los valores Happy Box definen a la empresa de logística: transparencia, calidad, igualdad y compromiso medioambiental

Paola Bandera

6 cosas que no sabías de las cocinas fantasma

Paola Bandera

Reacción de mercados tras primarias argentinas: bonos en baja y acciones con caídas de hasta 35% en la cotización previa a la apertura

Medios

¿Cómo se convirtió Pepsi en la primera marca estadounidense en afincarse en la URSS?

Medios

Guerra, disputas comerciales y Bitcoin en 2019

Nicole Moscovich

Marcas virtuales de restaurantes revolucionan el sector

Paola Bandera

El dólar sube más de 1% en bancos de la City después del recorte de tasas de la Fed

Medios

Happy Box: objetivos, funciones y claves de éxito

Paola Bandera

Naturgy gana 592 millones en el primer semestre, frente a las pérdidas de 2018

Medios

Dejar Comentario