Trump y Macron: encuentro tenso a la víspera del centenario del armisticio

Donald Trump llegó puntual a las 11 de la mañana hora de París y en una breve y un tanto seca ceremonia de bienvenida, el mandatario estadounidense fue recibido por su homólogo francés Emmanuel Macron.

Este encuentro se da en el marco de las conmemoraciones que tienen lugar este fin de semana por el centenario del armisticio, unas conmemoraciones que se prosiguen esta tarde con Angela Merkel y cuyo punto culminante es el domingo 11 de noviembre por la mañana, en una gran ceremonia bajo el Arco del Triunfo en presencia de varias decenas de jefes de Estado y de Gobierno.

Pero fue el viernes 9 de noviembre por la noche con su llegada a la capital que Donald Trump provocó algunas olas: “El presidente Macron acaba de sugerir que Europa construya su propio ejército para protegerse de Estados Unidos, China y Rusia”, tuiteó Trump cuando el avión Air Force One aterrizaba en el aeropuerto de Orly, al sur de París.

“¡Muy insultante pero quizás Europa debería antes pagar su parte a la OTAN que Estados Unidos subvenciona ampliamente!”, agregó.

En su incendiario tuit, el presidente estadounidense parecía referirse a las declaraciones del martes de Macron con las que abogó por la creación de “un verdadero ejército europeo” para proteger mejor Europa.

“No protegeremos a los europeos si no decidimos tener un verdadero ejército europeo”, afirmó el mandatario francés, que instó a que los europeos se protejan “en relación a China, Rusia e incluso Estados Unidos”, refiriéndose a una decisión de Estados Unidos de retirarse de un tratado de desarme nuclear de los años 1980.

Gran parte de Europa está cobijada bajo el escudo estadounidense desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, sin pagar un precio satisfactorio para Donald Trump.

Desde su elección, Emmanuel Macron ha defendido reiteradamente que Europa se refuerce en Defensa, aduciendo la incertidumbre estratégica provocada por las posiciones de Donald Trump.

Encuentro entre los dos mandatarios con numerosas divergencias

Este es solo un ejemplo de los profundos desacuerdos políticos que oponen a ambos mandatarios, en temas como el medio ambiente, el programa nuclear iraní, las relaciones comerciales y, de manera general, la gobernanza de los asuntos del mundo, para la que Macron defiende el multilateralismo, multilateralismo que Donald Trump critica arduamente.

Asimismo, Macron organiza para este domingo 11 de noviembre un gran foro internacional sobre la gobernanza mundial que servirá de tribuna para hablar a favor del multilateralismo e, indirectamente, para criticar la política exterior de Trump.

Este último no asistirá al foro, pues prefirió visitar el cementerio estadounidense de Surenes, cerca de París.

Tras la reunión entre ambos mandatarios, la primera dama estadounidense, Melania Trump llegará hacia las 11H00 GMT (mediodía, hora de París) y ambas parejas presidenciales almorzarán juntas en el Elíseo.

Por la tarde, el presidente estadounidense tenía previsto visitar en el norte de Francia el Bosque Balleau, mientras que Macron se desplazará a una zona cerca de Compiègne, al norte de París, para celebrar junto a la canciller alemana, Angela Merkel, una ceremonia de fuerte carácter simbólico.

Fue allí donde se firmó, el 11 de noviembre de 1918, en un vagón restaurante, el armisticio que selló el fin de la Primera Guerra Mundial, que dejó 18 millones de muertos.

El Elíseo destacó que “es la primera vez desde 1945” que el presidente francés y el jefe del gobierno alemán se reúnen en el claro del armisticio.

Ceremonia que simboliza la reconciliación

“La ceremonia será sobria y sin discurso. Depositarán un ramo de flores y destaparán una nueva placa al pie del monumento, al pie de la ‘Losa sagrada’, en medio del claro, en la que se lee ‘Aquí, el 11 de noviembre de 1918, muere el orgullo criminal del imperio alemán, vencido por los pueblos libres a los que pretendía someter'”, añadió la misma fuente.

La nueva inscripción será mucho menos marcial y reafirmará el “valor de la reconciliación franco-alemana al servicio de Europa y de la paz”, según una fuente próxima de la organización de la ceremonia, que citó la inscripción de la nueva piedra.

Por la noche, Emmanuel y Brigitte Macron, acompañados de Trump y Merkel y sus respectivos cónyuges, se reunirán en el Museo de Orsay de París, para visitar la exposición dedicada a Picasso y una cena de protocolo allí mismo.

El domingo por la mañana, se llevará a cabo una gran ceremonia bajo el Arco del Triunfo en presencia de varias decenas de jefes de Estado y de Gobierno, punto álgido de las conmemoraciones.

(Con la AFP)

También puede interesar

Dejar un comentario