IEVENN
Túnez

Túnez: las lluvias torrenciales dejan un rastro de desolación

En la localidad de Nabeul, en el noreste de Túnez, luchan contra toneladas de barro y desolación, después de que el domingo por la tarde cayera aquí el equivalente de seis meses de lluvia.

Las riadas han afectado a cabo Bon, una península del noreste de Túnez, donde la población ha empezado a salir a la calle para protestar por la falta de ayuda por parte de las autoridades y la ausencia de una política para prevenir desastres como este. El primer ministro, Youssef Chahed, ha visitado la zona para tratar de calmar los ánimos.

Las lluvias torrenciales provocaron enormes riadas en un tiempo récord, que inundaron viviendas y comercios y destruyeron cientos de vehículos. Al menos cinco personas murieron, cuatro de ellas, ahogadas. Este lunes aún había zonas incomunicadas.

La población reprocha a las autoridades que no tomen medidas para mejorar los sistemas de evacuación y limpiar los cauces de los ríos para evitar desastres como este, cada vez más frecuentes debido a las lluvias de otoño.

Mueren al menos 70 migrantes y refugiados por el naufragio de su embarcación frente a Túnez

Medios

Cadena perpetua para siete yihadistas por los atentados de Túnez

Medios

Túnez recupera 73 cadáveres de migrantes y cree que aún faltan 60 más – Migración

Medios

Dejar Comentario