IEVENN
Deporte

UCAM acaba con Estudiantes a golpe de triple y el Fuenlabrada deja herido al Breogán

El Movistar Estudiantes no pudo compensar el inicio arrollador del UCAM Murcia, con 4 triples sin fallo en los primeros 3.15 minutos, y no tuvo poder de reacción hasta el 86-110 final.

Cuatro triples sin fallo de Askia Doyle en los 3.15 minutos iniciales del partido noquearon al Movistar Estudiantes (5-16), que acusó el golpe y deambuló por la pista en busca de unas soluciones que no llegaron.

La defensa colegial volvió a ser, una vez más, el talón de aquiles de un equipo que después de cinco victorias consecutivas en casa no entendió lo que estaba sucediendo en la pista.

El 17-32 con el que finalizó el primer cuarto fue la consecuencia de un 8 de 13 en triples con los que el equipo universitario dejó sin respiración a los madrileños.

En el segundo acto, Estudiantes se apuntó al concurso de tiro exterior y dos triples de Brizuela y una defensa alternativa en zona parecieron dar algún resultado cuando en menos de tres minutos los capitalinos consiguieron un parcial de 13-3 para pasar de un 20-40 a un 33-43 (m.15.30).

Pero fue un espejismo, porque el rebote ofensivo del UCAM, la gran actuación bajo tableros de Luka Mitrovic, que anotó 15 puntos en este segundo cuarto, y de nuevo la inoperancia defensiva colegial hicieron que la brecha en el marcador volviera a agrandarse hasta el 44-60 con el que ambos equipos se fueron a vestuarios.

Estudiantes pasó de la frialdad inicial a la falta de ideas posterior, mientras que los jugadores de Sito Pons siempre encontraron la mejor solución. Sólo Shayne Whittington tuvo algún momento de inspiración.

El 23-14 en rebotes, (14 ofensivos de los murcianos), o el 15-7 en asistencias, o el 3-6 en pérdidas, siempre favorables al UCAM explican su superioridad en el partido.

Una mala caída de Alessandro Gentile, en el inicio de la reanudación, que le mantuvo algunos minutos aturdido en el parqué no ayudaron a la cada vez más difícil recuperación de los locales.

Dino Radoncic, Ovie Soko, Sardiel Rojas, Brad Oleson o Askia Booker siempre encontraron la forma de hacer daño al rival, mientras que los locales pusieron trabajo y empeño con unos pobres resultados.

Así las cosas la agonía estudiantil se alargó en exceso, por las continuas revisiones de las jugadas por parte de los árbitros, habida cuenta de que las opciones de recuperación siempre fueron escasas cuando no ínfimas.

Desde la llegada de Sito Alonso el UCAM ha salido de la UVI baloncestística, abandonando los puestos de descenso, y ha experimentado una gran mejoría, lo que confirmó en Madrid.

El 63-89 con el que finalizó el tercer cuarto dejaron ya el partido prácticamente visto para sentencia. Los locales intentaron echarle vergüenza torera a los diez minutos que restaban de partido, pero el equipo murciano, ya lanzado, supo salir airoso hasta el 86-110 que le otorgó la victoria y que refuerza muy mucho sus aspiraciones.

Estudiantes, que tropezó tras cinco victorias consecutivas en casa, tendrá que seguir sufriendo y mirando por el retrovisor de la clasificación.

El Fuenlabrada da un paso de gigante y deja muy tocado al Breogán

El Montakit Fuenlabrada dio un paso de gigante hacia la permanencia al derrotar a un rival directo al que deja muy tocado, el Cafés Candelas Breogán (92-96), porque, además, le arrebató el basket average por un punto y, en consecuencia, le aventaja en tres partidos.

Los lucenses se veían con muchas opciones de ganar tras un gran trabajo que les permitió remontar la desventaja con que habían llegado al descanso y llegar con cuatro de renta a falta de 3:14 (92-88), pero, en el momento de la verdad, Marc García y, sobre todo, Rowland reanimaron a los de Jota Cuspinera y amargaron el debut de Tito Díaz.

El Breogán empezó con una velocidad más y, a pesar de su falta de acierto en los tres primeros intentos por anotar, Gerun se entonó para contrarrestar a Kravtsov y a él se unieron Cvetkovic y Redivo en los mejores minutos de los locales, que se fueron a siete puntos (13-6, min.4) y obligaron a Jota Cuspinera a parar el encuentro.

De vuelta a pista, los madrileños se apoyaron en Rowland y esta vez fue Tito Díaz el que solicitó un tiempo muerto improductivo tras encajar un parcial de 4-0 (17-16) porque los visitantes buscaron con éxito el uno contra uno y los gallegos fallaron sus ataques. Con Popovic, Eyenga y Clark sumando, el marcador se disparó a 17-30 tras un 18-0 (min.9).

El Breogán entró en el segundo cuarto remando a contra corriente y redujo a seis puntos la renta de los fuenlabreños (28-34, min.12) hasta que a estos, en un abrir y cerrar de ojos, les acompañó la precisión desde 6.75 (Bellas y Cruz) para frenar a su rival y estirar de nuevo el marcador a doce (28-40, min.13).

El juego coral del Fuenlabrada, con nueve anotadores diferentes, y un triple de O’Leary le dio la máxima ventaja, quince puntos, al cuarto de hora (34-49) y un parcial de 6-0 insufló ánimos a los locales (40-49, min.17) que volvieron a tener otro arreón para ponerse a ocho (45-53, min.18), aunque Cvetkovic y Redivo se cargaron de faltas (3).

Popovic no fue menos en los visitantes en infracciones, Eyenga y Rowland les sostuvieron y el Breogán exprimió los segundos previos al descanso para quedarse a siete (51-58).

El tercer cuarto empezó nublado para el Fuenlabrada y el Breogán lo aprovechó. Un triple de Christian Díaz y una técnica a O’Leary que rentabilizaron Vidal y Gerun puso a los lucenses a uno (57-58, min.22) antes de que Kravtsov recuperara el pulso de los madrileños con tiros libres y los primeros en jugada con cuatro minutos y diez segundos ya disputados.

El Breogán completó la remontada (63-64, min.56) y se abrió un periodo de alternativas en el marcador interrumpido por los aplausos a Henk Norel, que debutó con los lucenses (69-71, min.38) tras una operación de rodilla. Aun limitado, ayudó a los suyos. Los locales necesitaban de todos y se fueron uno arriba a los últimos diez minutos (76-75).

Nervios en la cancha, las muñecas temblando en ambos bandos. Taponazo de Sulejmanovic, segundos locos, desacertados para los dos equipos, sobre todo para el Fuenlabrada, limitado por las cuatro faltas de O’Leary, Popovic y Chema González. Redivo dio aire al Breogán (81-75, min.32), pero los de Cuspinera no les dejaron irse.

Empezaron a creer en la victoria los de Tito Díaz. Abrieron cancha y Cvetkovic anotó un triple (84-79, min.33), de nuevo otro tapón espectacular de Sulejmanovic, que dio el paso al frente que requería el partido, pero Marc García, con seis puntos, mantuvo con vida a Fuenlabrada (86-83, min.35).

A siete se fue el Breogán con un mate de Gerun (90-83) para igualar la máxima diferencia del partido a 5:18 del final. Paró el partido Cuspinera y Eyenga anotó de tres. Los lucenses, que ya habían perdido a Úriz en el primer cuarto, se quedaron sin Christian Díaz también por lesión, y el Fuenla resurgió con seis puntos de Rowland y libres de Popovic (92-94, a 36 segundos).

Gerun tuvo una falta para empatar, pero no lo logró, falló los dos y el Breogán perdió un partido que le deja muy tocado, todo lo contrario que al Fuenlabrada, que también se llevó el basket average.

Sergio Ramos firma autógrafos en Houston

Medios

Zidane: «El papel de Bale no ha cambiado desde junio»

Medios

Encuentro con los aficionados en Houston

Medios

Encuentro con los aficionados en Houston

Medios

Sigue en directo la rueda de prensa de Zidane

Medios

Último tren para Isco

Medios

Argelia conquista su segundo trono de África

Medios

Argelia conquista su segundo trono de África

Medios

Argelia conquista su segunda Copa África tras vencer a Senegal

Medios

La encrucijada de Enric Mas

Medios

Cae McIlroy, resiste Rahm en el Abierto Británico

Medios

La espeluznante caída de Van Aert que le aparta del Tour de Francia

Medios

Dejar Comentario