Urkullu equipara a las víctimas de ETA y las de “la violencia policial”

Urkullu se dirige a saludar a las víctimas que participaron en el acto del Día de la Memoria. EFE

El PP se desmarca de los actos oficiales de Urkullu al incluir a víctimas de violencia policial

El Día de la Memoria se celebró ayer por octavo año consecutivo sin la unidad de las formaciones políticas vascas. Sólo el año que se constituyó, en 2010, se consiguió el consenso de los partidos políticos en torno a las víctimas del terrorismo y fue posible porque entonces no estaba la izquierda abertzale en las instituciones. Desde entonces, y con el impulso del Gobierno vasco de Iñigo Urkullu, se incluyó el homenaje y el reconocimiento a los afectados por la denominada violencia policial ilícita, lo que provocó el desmarque del Partido Popular del País Vasco y que se sumara a ellos EH Bildu.

El acto oficial celebrado ayer reunió en el Palacio de Miramar de San Sebastián a cinco víctimas reconocidas de forma oficial por el Ejecutivo de Vitoria, todas ellas hijas de hombres asesinados: tres por ETA, uno por el GAL y el último por un guardia civil en el exterior de una discoteca.

El eje de la celebración era la revisión crítica de lo hecho por la sociedad durante las últimas décadas en relación con la violencia. En su intervención ante representantes de todos los partidos excepto el PP, el lehendakari, Iñigo Urkullu,afirmó que la sociedad vasca no estuvo hasta los años 90 a la altura para dar una respuesta ética a la violencia terrorista, así como de cercanía a las víctimas. En su línea de mezclar a los afectados por distintas violencias, dijo que «todas las víctimas merecen un reconocimiento y una reparación» y propuso «tres criterios éticos» para unir a la sociedad: «no diluir, no legitimar, no excluir». Defendió que los derechos humanos son «indivisibles» y que «a todas las víctimas se debe un reconocimiento y una reparación».

Entre los testimonios escuchados en el acto, Naiara, la hija del concejal del PP asesinado por ETA Manuel Zamarreño, dijo que detecta que se está produciendo un cambio social, aunque dejó claro que «hasta hace poco me he sentido un poco apestada». Respecto a las razones que le llevan a hablar y mostrar su experiencia fue clara: «Lo hago por mis hijos y por la gente que viene detrás. No quiero que mis hijos vivan con miedo y que puedan contar sin tapujos, con libertad, lo que le paso a su aitite (abuelo)».

Horas antes, en el exterior del Parlamento Vasco, representantes de todos los grupos políticos excepto el PP, desarrollaron una ofrenda floral y guardaron dos minutos de silencio en memoria de las víctimas de todas las violencia de carácter político.

El PP vasco, que se desmarcó de todos esos actos, celebró el suyo propio en homenaje a las víctimas del terrorismo en la localidad de Irún. Su presidente, Alfonso Alonso, aseguró que «no hay mayor injusticia que falsear la memoria de las víctimas del terrorismo» y advirtió de que no se trata de «una injusticia que se hace sobre las personas que han sido víctimas, sino sobre el conjunto de la sociedad». En su opinión, es «todavía peor la falsa memoria» y criticó que se tenga la intención de construir un relato que «en vez de legitimar el compromiso, la dignidad y la inocencia» de las víctimas, presente a los terroristas «como libertador del pueblo vasco que quiera justificar la acción del asesino porque quiere justificar y recuperar el proyecto político por el que empuñaron las armas». «Aunque reconozcan que matar estuvo mal quieren decirnos que el proyecto por el que mataban era legítimo, pero el proyecto por el que mató ETA es profundamente ilegítimo, y lo debemos rechazar», insistió. Incidió en que la memoria «es rechazar ese proyecto por el que mató ETA, es derrotarl todos los días cada vez que recordamos a sus víctimas».

Lamentó «profundamente» que el PP no pueda compartir este acto con otras fuerzas políticas y que no puedan «buscar encuentro o unanimidad y que al final se imponga también las tesis de quienes quieren blanquear su pasado porque tienen vergüenza para mirar hacia atrás».

También puede interesar

Dejar un comentario