IEVENN
Tecnología

'Wearables' y 'apps' sobre salud acumulan miles de datos golosos para los ciberdelincuentes

Cursos Online Habbility.com

No hacemos más que subir datos. Los regalamos. Ese es el negocio. Lo hacemos en las redes sociales; con las aplicaciones del teléfono móvil; y lo vamos a empezar a hacer con los llamados wearables, objetos y prendas «inteligentes», que también están conectados.

Estos wearables y las apps sobre salud están haciendo que cada día subamos miles de datos. Y tal vez la información relacionada con nuestra salud es la más sensible de todas. Asegura la Panda Security que todos esos datos que subimos cuando nos estamos «cuidando» son datos críticos en lo que respecta a la ciberseguridad.

Ocurre con los datos médicos. “El principal problema es que los ciudadanos de a pie, tendemos a pensar que a nadie le puede interesar tener esa información nuestra, porque ‘no somos nadie’. Pero, pensar así es un grave error”, afirma Hervé Lamber, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

Sin ir más lejos, este mismo año se filtraron los datos personales del primer ministro de Singapur en Internet, causando una crisis que no fue resuelta hasta que el gobierno recuperó el control de la información. Otro ejemplo, el ataque que recibió en 2015 la compañía estadounidense UCLA Health, en el que un grupo de ciberdelincuentes accedió a los datos personales y médicos de 4,5 millones de pacientes.

«Tendemos a pensar que a nadie le puede interesar nuestra información porque no somos nadie»

El riesgo es real y eso nos debe hacer precavidos… aún más. Así, recomienda esta compañía de ciberseguridad, antes de descargar una de estas aplicaciones o de comprar uno de estos dispositivos, es importante comprobar qué uso hacen de nuestra información, cómo se almacena y dónde están sus servidores físicamente.

Lo ideal sería que aunque alguien accediese a esa información, no pueda relacionarla con nosotros. Para eso, es recomendable no dar nuestro nombre completo y usar una cuenta de correo electrónico alternativa. Asimismo, hay que contar con medidas de seguridad en el móvil para que nuestros datos no puedan ser interceptados cuando viajan hasta el servidor en el que se aloja la aplicación. En este sentido, es recomendable usar VPNS y apps de seguridad que auditen nuestra navegación.

“Pero sobre todo, hay que tener sentido común. Al igual que no ponemos en la vida offline nuestros datos personales al alcance de cualquiera, tampoco debemos descuidarlos en el mundo digital”, advierte Lambert. Por eso, no debemos conectarnos nunca a una wifi pública cuando se usen apps de salud. Con lo que habría que decirle al móvil que estas aplicaciones nunca estén activas si no las estamos usando.

Se trata de evitar que esos datos tan sensibles caigan en manos de ciberdelincuentes. Porque accediendo a nuestros wearables y nuestras apps de salud y ejercicio podrían saber cuál es nuestro índice de colesterol, cuántas horas dormimos, por dónde vamos a correr, pero también podrían saber de nuestras alergias e intolerancias, problemas cardíacos o si nuestros órganos son compatibles con las de alguien que los requiera.

Mejoran el sistema de tuberías de la Estación Espacial Internacional

Medios

El peculiar videojuego (no es 'fake') en el que encarnas a Jesucristo

Medios

La cara que llora de risa, el 'emoji' más utilizado por los tuiteros en 2019

Medios

The Eliminator lleva el battle royale a Forza Horizon 4, gratis para todos los jugadores

Medios

Destacadas armas rusas

Medios

Apple lanza el Mac Pro: hasta 28 núcleos y un precio mínimo de 6.499 euros

Medios

¿Te has quedado sin espacio en Gmail? Consejos para liberar espacio de tu correo

Medios

Avión eléctrico completa un primer vuelo comercial con pasajeros

Medios

Microsoft y el CCN-CERT dan un paso de gigante en la securización de los entornos cloud dirigidos a las Administraciones Públicas Españolas

Medios

Elecciones, el Muro de Berlín o Vox, lo más buscado en Google en España; Greta Thunberg y Notre Dame, en el mundo

Medios

Así se escuchaba la primera grabación de sonido del mundo realizada en 1877

Medios

Un iPhone sin cable es posible

Medios

Dejar Comentario