IEVENN
Vivir

Yo elijo madrugar: mi nuevo estilo de vida – Bely Llamas

Aunque aquellos que somos o hemos sido trasnochadores, la palabra madrugar no está en nuestra mente y mucho menos planteárselo como algo placentero. Y si te dijera que madrugar es la acción más simple y efectiva que puedes hacer para ser más feliz. Te cuento mi experiencia.

Te levantas literalmente 20 minutos antes de tener que salir de casa, te vistes con lo primero que encuentras, no te da tiempo de desayunar… coges un bollo de la despensa, das un portazo y sales corriendo. Te montas en el coche, miras el reloj y una vez más, vas tarde. El tráfico no mejora la situación y, no sabes cómo, llegas al trabajo, estresado con las ideas revueltas y de mal humor, ¿te suena esta escena?

Cuando el estrés entra en tu vida y se apodera de ti, cuando sientes que los días no tienen suficientes horas y que poco a poco tu chispa se va apagando, para acabar actuando como un robot en el que tienes motorizadas cada una de las acciones que comprenden tu día, es entonces cuando me planteo que debe existir otra manera de vivir, donde madrugar y la constancia son las claves para conseguirlo.

En una nueva rutina de mañana, comienza tu día levantándote una hora antes de lo habitual, es hora de vencer la pereza y dominar el día.

Comienza tu día con un buen vaso de agua, para rehidratar tu cuerpo y despertar el organismo.

A continuación me siento en mi sillón preferido y dedico aproximadamente 45 minutos a realizar una actividad placentera. Puede ser desde salir a correr, practicar yoga, ver vídeos de Youtube, cocinar o, en mi caso, dedico este tiempo a una lectura motivacional. Es el momento para el crecimiento personal y donde nos podemos plantear ser aquello que queremos ser.

Después de realizar la actividad placentera, es momento de organizar nuestro día. Echo mano de la agenda y empiezo a marcar objetivos y estructurar lo que será una fructífera jornada. Hacer esto te ayuda a disponer de otra perspectiva, parándote a reflexionar, y tener el poder de convertir cualquier día, en un buen día.

Yo elijo madrugar: mi nuevo estilo de vida

En esta nueva rutina de mañana no podemos olvidar la importancia de tomarnos un tiempo para desayunar y relajarnos. Es el momento idóneo para compartirlo con la familia o con uno mismo. Disfruta de un desayuno saludable y empieza la mañana con energía.

Es la hora de tomar una ducha y prepararse para afrontar de forma positiva cada momento de nuestra exigente agenda.

Salgo de casa con la sensación de que el día irá bien, en un estado de relajación y positivismo, para cumplir con los alcanzables objetivos marcados y superar cualquier imprevisto con positivismo.

Son las 7.45 horas de la mañana y ya he tenido mi momento de ocio, siento que controlo mi día y ello me produce felicidad… Yo elijo madrugar.

Instagram: @belyllamas

La cena de los idiotas – Manuel Povea

Manuel Povea

Depende de ti – Manuel Povea

Manuel Povea

Ideas para combatir la cuarentena por coronavirus a través de Internet

Paola Bandera

Compañeros de viaje – Bely Llamas

Bely Llamas

Quien ha contribuido con las víctimas de los incendios en Australia

Mariángel Paola Álvarez

La fuerza del interior – Manuel Povea

Manuel Povea

Cinco ideas originales para regalar en Navidad

Paola Bandera

Aclarando dudas sobre la Medicina estética. Entrevista al Doctor Benzaquén – Bely Llamas

Bely Llamas

Movember, el movimiento que lucha por la calidad de vida del género masculino

Paola Bandera

Bill Gates dona para investigación del Alzheimer, 10 millones de dólares

Mariángel Paola Álvarez

Generosidad y Resilencia

Manuel Povea

Prohibido niños – Manuel Povea

Manuel Povea

Dejar Comentario